Factor

100% de los municipios en Colombia están en riesgo por el cambio climático

viernes, 23 de junio de 2017 | Adaptación

Colombia corre un riesgo ambiental inminente por cuenta del cambio climático.

Así lo demuestra un informe presentado por las autoridades ambientales de Colombia, junto al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que concluyó que el 100% de los municipios del país tiene algún grado de riesgo por el cambio climático.

Según el informe titulado Análisis de Vulnerabilidad y Riesgo por Cambio Climático, presentado el pasado 14 de junio en Bogotá, son tres los departamentos con mayor riesgo por este fenómeno con miras a 2040: San Andrés, Vaupés y Amazonas, según información del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales IDEAM.

Los riesgos a los que se enfrenta el país, en general, por cuenta del cambio climático son de disminución de abastecimiento de agua, aumento de lluvias en algunas zonas y sequías en otras; aumento del nivel del mar —que podría hacer que el agua ocupe tierras de las costas a largo plazo—, aumento de la temperatura, cambios en la función biológica de los ecosistemas, riesgos a la seguridad alimentaria por cambio en los ecosistemas y deshielo de los glaciales del país, entre otros, según el reporte.

"En el caso de la seguridad alimentaria, la alta exposición y sensibilidad de los cultivos…caracterizados por mayores temperaturas y cambios, así como algunas debilidades en la capacidad adaptativa nacional explican este alto riesgo por cambio climático”, dice el informe. 

Bogotá, la capital colombiana, tiene un riesgo alto por el cambio climático que pueden representarse en demandas hídricas y de seguridad alimentaria en los próximos 20 años, según el informe consultado por CNN en Español.

Los departamentos de la Amazonía y el sur de la Orinoquía, así como buena parte de las capitales de la región Andina y el Caribe tienen marcado un alto riesgo, agrega el documento.

Las previsiones ambientales son catastróficas pues a la vuelta de 20 años la región Caribe (en el norte de Colombia) perdería 5.049 hectáreas de tierra; para 2070 serían 12.827 y en el año 2100 se perderían 23.070 hectáreas de tierra que le habrán cedido campo al mar, según información de la Radio Nacional de Colombia.

El director de IDEAM, Omar Franco, hizo un llamado a las autoridades ambientales para que este informe —que según los expertos es pionero en América Latina por ser “el más completo a la fecha sobre la vulnerabilidad y el riesgo”— sea una hoja de ruta para tomar decisiones sobre políticas ambientales.

“El mensaje claro para los departamentos y municipios costeros es que todos tenemos que empezar a trabajar claramente y rápidamente en la adaptación a una nueva condición de nivel del mar”, dijo Franco. “Cómo esta temperatura y estas precipitaciones que estamos evidenciando van a cambiar”.

Franco añadió que este informe es una guía “determinante” para decisiones sobre el abastecimiento de agua para los municipios, así como para temas de salud pública, ordenamiento y desarrollo territorial.

Esta no es la primera vez que en el país se da una alerta de este tipo. En abril de este año, días después de la devastadora avalancha de lodo y piedras que destruyó Mocoa, en el departamento de Putumayo, la Universidad Nacional dijo que la tragedia podría repetirse en otros 385 municipios del país si no se toman las medidas necesarias para evitarlo.

Esos 385 municipios corren peligro pues están ubicados en zonas de influencia de ríos, muchas veces en las riberas de los mismos e, incluso, en sus cauces menores o mayores.

Los expertos de la Universidad Nacional recuerdan que Colombia es un país especialmente privilegiado por la “densa red hídrica de ríos” que lo bañan, que en total suman casi 3.000.

 

 

Fuente: CNN