Factor

2017, segundo peor año de la década en superficie quemada por incendios forestales

martes, 21 de noviembre de 2017 | Adaptación

El año 2017, con 174.788 hectáreas de superficie quemada, que corresponde al 0,63 por ciento del territorio español, es ya el segundo de los últimos diez años y el peor desde 2013, según publica el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama).

Además, encabeza la lista en Grandes Incendios Forestales (GIF) -los de más de 500 hectáreas de superficie afectada- con 52, casi el triple que un año antes, seguido de 2012 (41) y de 2009 (35), según la estadística del ministerio, con datos hasta el 31 de octubre de 2017.

Se trata de casi el triple de fuegos y el doble de superficie afectada que hace un año, en que se quemaron 85.978 hectáreas (el 0,310 por ciento de superficie) y se registraron 19 Grandes Incendios Forestales.

Desde el 1 de enero, se produjeron en España un total de 13.153 siniestros, una cifra sólo superada por el año 2011 (15.972), el año 2012 (15.605) y 2009 (15.193), y de ellos 8.248 se consideraron conatos por no afectar a más de una hectárea de superficie.

En cuanto a la vegetación afectada, la mayoría fue matorral y monte abierto, con 94.979 hectáreas, mientras que se quemaron 69.166 hectáreas de superficie arbolada y 10.643 de vegetación herbácea (pastos y dehesas).

Desde hace diez años, sólo en 2012 se superó el porcentaje de superficie quemada, el 0,779 por ciento del total del territorio español, con 216.194 hectáreas arrasadas y 41 Grandes Incendios Forestales.

Por otro lado, entre el 1 de enero y el 31 de octubre, las comunidades del noroeste peninsular sufrieron el 51,80 por ciento de los siniestros, seguidas de las regiones interiores (31,54 %), las del Mediterráneo (15,2 %) y Canarias (0,46 %).

Las regiones del noroeste, con el 73,78 por ciento, fueron las más afectadas en superficie forestal arrasada por el fuego, seguidas de las comunidades del interior (14,18 %), las del Mediterráneo (10,44 %) y Canarias (1,60 %).

Y en cuanto a la superficie arbolada quemada, el 64,74 por ciento correspondió al noroeste peninsular, el 17,3 al área mediterránea, el 13,94 a las regiones interiores de la península y el 4,02 a Canarias.

 

 

Fuente: EFE