Factor

2020, el año en el que la eólica se convirtió en la primera tecnología del sistema eléctrico nacional

lunes, 18 de enero de 2021 | Mitigación

 

Red Eléctrica de España (REE) acaba de publicar su última serie estadística mensual, la correspondiente al mes de diciembre de 2020, que repasa las magnitudes clave del sistema eléctrico nacional. De entre los cambios sucedidos a lo largo del año (2020), hay tres que destacan particularmente: (1) la tecnología eólica se ha convertido en la primera del sistema eléctrico naciona; (2) la fotovoltaica ha superado en 2020 los 10.000 megavatios de potencia instalada; y (3) el carbón ha desconectado casi 4.000 megas de potencia. El sector eólico ha conectado a red en España 1.383 megavatios de nueva potencia entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020, lo que sitúa a esta tecnología como la primera del mix eléctrico nacional, por delante de los ciclos combinados, que queman gas natural para producir electricidad.

El parque de centrales de ciclo combinado creció de manera extraordinaria durante los primeros años del siglo XXI, hasta el punto de que en 2007 esta tecnología sumaba más megavatios de potencia que ninguna otra. Esa formidable escalada del gas, vertiginosa, tuvo lugar en apenas cinco años (la primera central de ciclo combinado de España entró en operación en 2002). El caso es que, desde 2007 y durante los últimos trece años, el parque generador de ciclos combinados ha sido el más potente del mix eléctrico nacional. Lo ha sido... hasta este año, 2020, en que se ha producido por fin el sorpasso.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima se ha fijado como objetivo 2030 que el 74% de la electricidad de España proceda de fuentes renovables (el 100% es el Objetivo 2050). En esa hoja de ruta a 2030, el Ejecutivo Sánchez se propone como objetivo alcanzar un parque eólico nacional de 50.333 megavatios y congela los ciclos combinados operativos en esa fecha (2030) en 26.000, por lo que el sorpasso relega definitivamente a un combustible fósil, el gas natural, que seguramente nunca más recuperará el liderazgo que ha perdido este año, 2020, en el mix eléctrico nacional.

Otro de los hitos que recoge la última serie estadística mensual de REE se refiere a la potencia solar fotovoltaica (FV), que ha superado en 2020 los diez mil megavatios instalados. El crecimiento del parque FV nacional ha sido espectacular en el bienio 2019-2020, período durante el cual han sido conectados 6.835 megas de potencia solar, cantidad que supera con mucho la acumulada durante toda la historia. A principios del 19 había en España 4.712 megavatios de potencia FV en marcha. Ahora mismo hay más de 11.500. La fotovoltaica es, de lejos, la tecnología que más megas ha añadido al parque nacional de generación en este bienio (más de 2.500 en el año del Covid).

El tercer hito que recoge REE en su último balance se refiere al carbón, que ha desconectado casi 4.000 megavatios de potencia en 2020. Así, de los más de 10.000 megas instalados a principios del 19, hoy solo quedan operativos 5.733. De entre las fuentes sucias de electricidad, el carbón es la única que ha perdido efectivos en 2020. Los ciclos combinados (gas natural) siguen como estaban (26.284 megavatios) y la nuclear, también (7.117 megas). Ahora mismo, hay en España 110.462 megavatios de potencia instalada.

 

Fuente: Energías renovables