Factor

40 municipios vascos sufrirán fenómenos climáticos extremos

martes, 12 de febrero de 2019 | Adaptación

El aumento de las temperaturas mínimas en invierno y de las máximas en verano, uno de los principales efectos del cambio climático que está experimentando el planeta a nivel global, provocará que 40 municipios del País Vasco, en los que residen el 80% de la población, se verán afectados por fenómenos climáticos extremos en los próximos años, como inundaciones, subidas del nivel del mar y olas de calor.

Euskadi no es ajeno al problema del calentamiento global. Ya se ha constatado que el nivel medio del mar ha subido siete centímetros entre 1992 y 2017, a un promedio de 2,8 milímetros anuales. Y las previsiones apuntan a un agravamiento de este fenómeno. El atlas climático que elabora Ihobe, la sociedad de gestión ambiental dependiente del Gobierno vasco, con datos diarios desde 1971, ha permitido hacer proyecciones para anticiparse a lo que puede ocurrir con el cambio climático durante el siglo XXI, en la línea de las tendencias que estudia el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, en sus siglas en inglés) en el ámbito internacional.

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, ha avanzado hoy algunas conclusiones de este estudio durante la presentación en San Sebastián del contenido y los ponentes de la Conferencia Internacional de Cambio Climático "Change the Change", que se celebrará en el Kursaal donostiarra del 6 al 8 de marzo. "Hay muchos motivos para movilizarse contra el cambio climático", ha afirmado.

Según los estudios realizados por Ihobe, las temperaturas mínimas extremas subirán entre 1 y 3 ºC en los meses de invierno, mientras que las temperaturas máximas extremas aumentarán 3 ºC durante el verano. Esta previsión se dará también en las tres capitales vascas, que registrarán a finales de este siglo un aumento de 4-5ºC de las temperaturas máximas y de 3-4ºC de las mínimas.

A partir de 2020, el número de días helados en invierno disminuirá a la mitad y desaparecerá el fenómeno de las olas de frío. En verano se esperan olas de calor más largas y un ligero aumento de su frecuencia. Entre los años 2020 y 2050 las olas de calor pueden suponer el 30% de los días de verano, pudiendo llegar al 50% a finales de siglo.

En cuanto a las precipitaciones, el consejero ha advertido de que los pronósticos auguran para el año 2100 una reducción general de las lluvias del 15 al 20%, si bien en invierno aumentarán del 5 al 20% y en verano disminuirán del 30 al 50%, todo ello con más días de chubascos muy intensos y menos de pluviosidad moderada.

El calentamiento de la temperatura del agua, el aumento del nivel del mar (un 55% de la población se concentra en dos comarcas costeras, el gran Bilbao y Donostialdea), una mayor cantidad de flora invasora, la aceleración de la degradación del suelo y otros fenómenos de esta naturaleza podría acabar afectando a la salud de las personas, ha comentado el consejero Arriola.

La estrategia mundial y local frente al cambio climático será el eje central de la conferencia Change the Change (Cambiar el Cambio), que ofrecerá las ponencias de 50 expertos en esta materia. Los organizadores (los Gobiernos central y vasco, la Diputación guipuzcoana y el Ayuntamiento de San Sebastián) esperan la asistencia de 600 personas entre el 6 y el 8 de marzo próximos, y confían en convertir esta cita en la más importante del año a nivel europeo.

 

 

Fuente: El País