Factor

400 millones de euros en ayudas para la descarbonización del transporte profesional

viernes, 22 de octubre de 2021

 

La secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, se reunión ayer con los consejeros de Transportes de las comunidades y ciudades autónomas para informar de la línea del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinada a la transformación de flotas profesionales de transporte por carretera. El objetivo de esa línea es "incentivar la penetración de tecnologías de propulsión limpia, así como acelerar la reactivación industrial y del sector de la automoción".

La secretaria de Estado avanzó ayer a comunidades y ciudades autónomas, en el marco de la Conferencia Nacional de Transporte (que tuvo lugar en formato telemático), el plan para activar la línea de ayudas de 400 millones de euros para impulsar la transformación sostenible y digital de las flotas de transporte profesional por carretera. Las ayudas forman parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) aprobado por el Gobierno para gestionar los 69.500 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) de la Unión Europea. Según explicó Pardo de Vera, el proyecto de Real Decreto que materializará la concesión de las ayudas directa a las Comunidades Autónomas (CCAA), Ceuta y Melilla y definirá a los potenciales beneficiarios, las actuaciones subvencionables, los requisitos para acceder a la financiación y las principales líneas de ayuda, así como el criterio de distribución territorial de los fondos europeos, que será el número de vehículos de transporte público de mercancías y viajeros y de transporte privado complementario domiciliados en cada Comunidad Autónoma. El detalle de todo el plan podrá conocerse próximamente, tras su aprobación en Consejo de Ministros el próximo mes de noviembre.

Presupuesto inicial
El programa de ayudas estará dotado con un presupuesto inicial de 174 millones de euros, que se distribuirán entre las comunidades y ciudades autónomas con cargo al presupuesto de 2021. La línea, que estará vigente hasta el 30 de abril de 2024, se ampliará en función de la demanda hasta los 400 millones de euros. La ejecución de las actuaciones comenzará tras la publicación de las correspondientes convocatorias por parte de las CCAA, cuyas bases vendrán fijadas en el Real Decreto.

Objetivo
El objetivo de la línea se centra en propiciar la transformación del parque de vehículos pesados de transporte de mercancías y de viajeros, incentivar la penetración en España de tecnologías para la propulsión de vehículos que utilicen "energías alternativas" y acelerar la reactivación industrial y el impulso al sector de la automoción, favoreciendo la descarbonización de las flotas y la mejora de la calidad del aire en los entornos metropolitanos.

Los destinatarios últimos de estas ayudas serán los titulares de autorizaciones de transporte de mercancías en vehículo pesado, tanto público como privado complementario o de autorizaciones de transporte de viajeros en autobús. En todo caso, se garantizará la homogeneidad de las condiciones en todo el territorio nacional.

Las principales actuaciones que recogen las ayudas son
• Achatarramiento de vehículos antiguos.
• Adquisición de vehículos de energías alternativas.
• “Retrofit” o modificación de la forma de propulsión de vehículos desde combustibles de origen fósil a vehículos de cero emisiones, eléctrico o de hidrógeno.
• Implantación de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos.
• Adquisición de remolques y semirremolques para autopistas ferroviarias.

El Plan de Recuperación
Esta línea está incluida en el componente 1 del PRTR, denominado Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. En concreto, forma parte de la inversión 1, Zonas de bajas emisiones y transformación del transporte urbano y metropolitano, dotada con 2.916 millones de euros para transformar la movilidad en las ciudades.

Ayudas por valor de 1.500 millones para ZBEs
Además de los 400 millones para las empresas privadas de transporte, la línea incluye 1.500 millones en ayudas para municipios para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBEs) y transformación del transporte público urbano y transferencias de 900 millones a las CCAA, Ceuta y Melilla para sus inversiones directas en digitalizar y descarbonizar la movilidad metropolitana. El Consejo de Ministros aprobó el martes 19 de octubre la propuesta de distribución territorial de esta partida, que deberá ser ratificada en la Conferencia Nacional de Transporte.

El componente 1 - informa el Ministero- apuesta por ayudar a la mejora de la calidad del aire en nuestras ciudades y la reducción de las emisiones de gases contaminantes y del ruido, invirtiendo en infraestructuras y servicios de movilidad verdes, sostenibles y activos (a pie o en bicicleta). También busca servir de palanca para la digitalización de la movilidad, contribuyendo a la mejora de la calidad y accesibilidad del servicio de transporte, y a una mayor eficiencia en la planificación de la movilidad que pueden alcanzar las administraciones competentes gracias a las herramientas digitales.

 

Fuente: Energías Renovables