Factor

Alemania aportará 500 millones de euros más a la lucha contra el cambio climático

miércoles, 16 de diciembre de 2020 | Mitigación

 

Alemania anunció este sábado que aportará 500 millones de euros más a financiar la lucha de los países menos desarrollados contra el calentamiento global y abogó por definir en 2021 un mecanismo que fije cómo los países industrializados van a realizar de forma predecible estas contribuciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, fue la encargada de hacer este anuncio al intervenir, por videoconferencia, en la Cumbre de Ambición Climática 2020 convocada por el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, para promover que la comunidad internacional avance hacia los objetivos del Acuerdo de París.

«Todos los estados deben poder financiar las necesarias inversiones en la protección del clima. Por eso debería haber disponible capital en buenas condiciones. Alemania quiere por eso poner a disposición 500 millones de euros extra», señaló.

No obstante, la canciller consideró necesario dar un paso más en el ámbito de la financiación de la lucha contra el cambio climático, un elemento clave del Acuerdo de París que ha causado frecuentes confrontaciones entre países industrializados y economías en vías de desarrollo.

Se trata de la cantidad que cada país debe aportar, en función de sus emisiones -también las históricas- y su capacidad, pero también con criterios de transparencia, suficiencia y predictabilidad.

«Estoy a favor de que empecemos a nivel internacional un proceso para la financiación de la lucha contra el cambio climático post-2020 y que lo concluyamos para la COP26», agregó en referencia a la próxima Cumbre del Clima, que se celebrará a finales de 2021 en Glasgow (Escocia).

Además, instó a pasar de las palabras a los hechos coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, el tratado internacional por el que la inmensa mayoría de países -con la excepción de EEUU- se han comprometido a reducir sus emisiones para que el incremento de las temperaturas no supere los 2 grados con respecto a los niveles preindustriales.

«Ponerse objetivos ambiciosos como comunidad internacional es un cosa. Alcanzarlo, otra distinta. Queremos ambas. Esa es la señal que deseo que salga de la COP26», subrayó la canciller.

 

Fuente: El periódico de la energía