Factor

Alemania aprueba su Estrategia Nacional del Hidrógeno con 9.000 millones para 10 GW de capacidad

jueves, 11 de junio de 2020 | Mitigación

 

Alemania, como respuesta al desafío de la descarbonización, se ha propuesto posicionarse oficialmente a la cabeza de la carrera mundial para ser «el número uno del mundo en tecnologías de hidrógeno», promoviendo el hidrógeno basado solo en energías renovables en lugar del hidrógeno de combustible fósil que actualmente domina la industria de producción de hidrógeno.

La cuarta economía más grande del mundo, altamente industrializada, ha aprobado finalmente su Estrategia Nacional de Hidrógeno, después de medio año de debates interministeriales. Con inversiones previstas de al menos 9.000 millones de euros, como se dio a conocer en el paquete de estímulo económico de la semana pasada, Alemania está a punto de convertirse en un líder mundial en la ampliación de las tecnologías de hidrógeno verde.

Con el nuevo enfoque en el hidrógeno verde, Alemania pretende asegurar un crecimiento prometedor y un mercado de exportación, crear cadenas de valor nacionales y cientos de miles de puestos de trabajo para mediados de siglo, al tiempo que descarboniza su economía. El gobierno está convencido de que el creciente potencial del hidrógeno «puede ayudar a manejar los efectos de la pandemia de la Corona».

Elementos clave de la estrategia:

  • Reconoce que «sólo el hidrógeno producido a partir de energías renovables (hidrógeno ‘verde’) es sostenible a largo plazo» y por lo tanto esta es la área prioritaria de inversión.
  • Creación de 10 GW de capacidad de electrólisis doméstica para el hidrógeno verde fabricado en Alemania para 2040 a más tardar, la mitad (hasta 5 GW) para 2030 (la cuota actual del mercado mundial es de alrededor del 20%), incluida la capacidad adicional de generación de energía renovable necesaria.
  • Alemania quiere centrar el uso del hidrógeno en el transporte marítimo, la aviación, el transporte de mercancías pesadas y la industria (empezando por las industrias siderúrgica y química). Estos sectores serán los primeros en beneficiarse de los incentivos de mercado para hacer competitivo el hidrógeno verde (como las licitaciones de capacidades y cuotas de electrolizadores) con 7.000 millones de euros del paquete de recuperación.
  • La mayor parte de la demanda de hidrógeno verde tendrá que ser importada. La estrategia nombra específicamente a los países de la Unión Europea en torno al Mar del Norte y el Mar Báltico y en el sur de Europa como posibles proveedores, pero también a las asociaciones energéticas con los países en desarrollo. (2.000 millones de euros del paquete de recuperación)
  • Sin embargo, como el «hidrógeno azul» (basado en gas fósil con CAC) estará disponible en el mercado, su uso será tolerado en Alemania durante un período de transición. El hidrógeno azul no es neutral para el clima y su producción conlleva importantes riesgos técnicos y riesgos de peligrosas fugas de metano.
  • En la estrategia se reconoce que el hidrógeno es un recurso escaso y que su uso debe limitarse a las esferas prioritarias, es decir, a los sectores que son difíciles de descarbonizar mediante la electrificación.
  • A pesar de que los fabricantes de automóviles alemanes se han alejado del hidrógeno como combustible para los automóviles, el Ministerio de Transporte, que está muy atrasado con respecto a sus propios objetivos climáticos, ha insistido con éxito en la inclusión del hidrógeno como una opción para los automóviles privados.

Gobiernos y empresas de todo el mundo tienen muchas esperanzas en el hidrógeno como combustible alternativo para sectores difíciles de descarbonizar, como la industria y el transporte marítimo. Sin embargo, la transición limpia se ve frenada por los combustibles fósiles que dominan hasta el 99% de la producción actual. Los expertos advierten que no hay una solución mágica para la descarbonización: Debido a la limitada capacidad de producción e importación de hidrógeno verde, la eficiencia energética y la electrificación tendrán que ser la primera opción en la mayoría de los sectores.

Se espera que la UE detalle su hoja de ruta del hidrógeno el 24 de junio. La Comisión de la UE también tiene previsto lanzar una «alianza del hidrógeno limpio» de los Estados miembros de la UE, las industrias y las organizaciones de investigación este verano. Alemania quiere aprovechar su próxima presidencia de la UE en la segunda mitad de 2020 para impulsar la creación de los mercados e infraestructuras necesarios para el hidrógeno dentro de la UE.

 

Fuente: El periódico de la energía