Factor

Así es el nuevo plan del automóvil en España: 3.750 millones para hacer una industria más competitiva, más eficiente y más limpia

lunes, 15 de junio de 2020 | Mitigación

 

El plan de impulso al sector del automóvil, anunciado este domingo por el presidente, Pedro Sánchez, y que se aprobará durante la próxima semana, movilizará unos 1.535 millones de euros desde este ejercicio y alrededor de 2.210 millones desde el año próximo.

Así se contempla en el borrador del plan al que ha tenido acceso Europa Press y que recoge medidas tanto a corto como a largo plazo que se articulan en cinco bloques diferentes como son la renovación del parque de vehículos por otro más eficiente, la inversiones y las reformas normativas para impulsar la competitividad, la I+D+i, la nueva fiscalidad y acciones en el marco de la formación y la cualificación profesional.

Los cinco ejes del plan, con un presupuesto de casi 3.750 millones, se articulan en 20 medidas diferentes que abarcan diversos ámbitos de actuación como el económico, así como el fiscal, los temas normativos, la logística, la formación o la competitividad, entre otros.

El monto total del plan incluye una inversión por unos 300 millones de euros en la renovación del parque público, así como para el despliegue de la infraestructura de recarga de coches eléctricos y para la adaptación de los núcleos urbanos a las nuevas formas de movilidad

Además, se movilizarán 250 millones de euros, que vendrán acompañados de un esfuerzo similar por parte del sector, para la renovación el parque automovilístico por otro más eficiente, de forma que, bajo el criterio de neutralidad tecnológica, se subvencionará la adquisición de vehículos eficientes o de cero emisiones a cambio de achatarrar uno antiguo.

El documento, sujeto a cambios, también contempla una partida de 415 millones de euros para actividades de I+D+i que aumenten la competitividad y la flexibilidad del sector.

Estos 415 millones de euros se reparten en 25 millones de euros para innovación en el campo del hidrógeno, otros 30 millones para proyectos de innovación industrial en movilidad sostenible (Moves Singulares), así como en 260 millones para la mejora de la conectividad y otros 100 millones para la compra pública de innovación para infraestructuras de movilidad.

 

2.690 millones en competitividad

El grueso del presupuesto del plan del Gobierno, con un total de 2.690 millones de euros, irá a parar a inversiones orientadas a impulsar la competitividad del sector de forma que la industria se adapte a las nuevas demandas por parte de los mercados y de los clientes.

De esta manera, 390 millones de euros se inyectarán en la flexibilización temporal de los préstamos del Plan Reindus, impulsado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, al tiempo que 500 millones recaerán en la Línea ICO para financiar vehículos comerciales e industriales profesionales.

Desde el año que viene se movilizarán otros 1.800 millones de euros para la optimización del programa de préstamos del Reindus y se mejorará la competitividad de la logística y del transporte en el sector, aunque no se conoce aún el importe de esta medida.

La última de las patas de la ofensiva del Ejecutivo para apoyar al sector del automóvil contempla inyectar 90 millones de euros en el ámbito de la formación, con 25 millones para un plan de actualización de las cualificaciones profesionales del sector y otros 15 millones para una campaña de acreditación de competencias profesionales.
También se destinarán 5 millones de euros desde el año que viene a fomentar la formación en nuevas tecnologías y 45 millones de euros hasta 2024 en un plan integral de formación en diferentes habilidades vinculadas con el sector.

 

800.000 vehículos elecrificados 'Made in Spain' en 2030

Por su parte, en el marco del despliegue de este plan, los fabricantes de vehículos y de componentes se han comprometido a avanzar en la descarbonización del parque automovilístico español, con el objetivo de que las plantas nacionales fabriquen entre 700.000 y 800.000 vehículos eléctricos e híbridos enchufables para 2030.

Así, los fabricantes trabajarán para la adjudicación de nuevos modelos electrificados en las plantas españolas, al tiempo que se impulsará la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos, con la intención de alcanzar 340.000 puntos de recarga en el territorio nacional para 2030 y 830.000 puntos de carga a 2040.

También se impulsarán los servicios de ‘car sharing’ de vehículos eléctricos, al tiempo que se aumentará la eficiencia industrial (Industria 4.0), se apostará por la innovación en el sector y se pondrán en marcha programas de atracción de talento.

Además, el sector apoyará que España se convierta en un ‘hub’ de pruebas piloto de conducción conectada y automatizada y también se compromete a complementar los apoyos que se tomen desde la Administración en función del tipo de vehículo.

La colaboración entre el sector y la Administración busca atraer la inversión que permita el desarrollo del conjunto del ecosistema de la movilidad y que este contabilice unos ingresos de 310.000 millones de euros para el ejercicio 2040.

Para lograr dicho ecosistema de la movilidad serán necesarias inversiones por importe de 54.000 millones de euros hasta 2040, a lo que contribuirán tanto los fabricantes de vehículos y componentes, como el sector de la distribución, el de desarrollo de software, las infraestructuras TIC y la eléctrica.

 

Fuente: El periódico de la energía