Factor

Caída histórica de la demanda y los precios en todos los mercados eléctricos europeos en abril

viernes, 08 de mayo de 2020 | Mercados

 

El mes de abril cerró con una caída histórica de la demanda eléctrica en Europa llegando en algunos casos a niveles cercanos a los de principios de siglo. Las medidas tomadas para frenar la crisis del coronavirus fueron la causa fundamental de este descenso. Los precios del Brent y el gas alcanzaron también valores mínimos por esta razón. La combinación de estos factores y una mayor producción solar provocaron que los precios de los mercados eléctricos alcanzaran mínimos de al menos los últimos seis años.

 

Producción solar fotovoltaica y termosolar y producción eólica

La producción solar aumentó durante el mes de abril respecto al mismo mes del año anterior en los mercados europeos analizados. Los mayores incrementos, del 42% y del 35%, se registraron en Italia y España, respectivamente. Mientras que el menor aumento interanual, del 5,1%, fue en Portugal.

Respecto a marzo de 2020, la producción solar aumentó siguiendo su patrón estacional a medida que aumentan las horas de luz solar. La excepción fue el mercado portugués donde hubo un descenso del 6,6%. Sin embargo, dado el incremento del 11% en el mercado español, la producción solar en el conjunto de la Península Ibérica aumentó un 9,3% en el mes de abril. Por otra parte, los incrementos en Alemania, Italia y Francia se situaron en 59%, 47% y 39%, respectivamente.

En el mes de abril, la producción eólica disminuyó en los mercados eléctricos europeos de forma generalizada respecto al mismo mes del año anterior. Los mayores descensos, del 24% y el 21%, se produjeron en Portugal y España respectivamente. Mientras que Alemania y Francia registraron las menores variaciones, del -1,0% y del -1,3%.

En comparación con el mes de marzo 2020, la generación con tecnología eólica también cayó significativamente en todos los mercados. Los descensos registrados fueron superiores al 30%, destacando el caso de Francia, donde se alcanzó una disminución del 46%.

 

Demanda eléctrica

El efecto del confinamiento por la pandemia de la COVID-19 sobre la demanda eléctrica europea durante el pasado mes de abril provocó caídas interanuales en todos los mercados eléctricos, de hasta el 21% en algunos de ellos, y en algunos casos disminuyendo hasta niveles de la primera década del siglo XXI. La caída interanual del 18% en Italia llevó la demanda hasta un récord de 19 917 GWh, la demanda más baja en un mes desde agosto del año 2000. La demanda británica tiene una tendencia decreciente desde hace ya algunos años, pero, como pasó en otros mercados, esta vez registró el mayor descenso interanual de la historia para un mes, cayendo un 19% hasta un nuevo récord mínimo de 16 579 GWh. En el mercado español el retroceso alcanzó los niveles vistos 19 años atrás, en abril de 2001, con un decremento del 17% en términos interanuales. Por otro lado, los mercados de Bélgica y Países Bajos también tuvieron en abril los registros mensuales más bajos de su historia, con disminuciones respectivas del 14% y 21% respecto a abril de 2019. En Portugal la caída interanual fue del 11%, registrando una demanda de 3703 GWh, récord mínimo desde abril de 2006. Los mercados de Francia y Alemania tuvieron durante el recién finalizado abril los comportamientos más cercanos en el tiempo respecto a los años anteriores, pues los niveles de demanda se aproximaron a los de agosto y septiembre de 2014 respectivamente. Los descensos correspondientes fueron del 19% y del 7,5%.

Una disminución generalizada de la demanda eléctrica también se obtiene analizando este mes de abril con respecto al mes de marzo de 2020. El aumento de las temperaturas medias entre 1,5 °C y 5,0 °C, además de las medidas de confinamiento, fueron los factores más influyentes en esta caída. Las caídas más notables fueron las de Francia y Gran Bretaña, que fueron del 23% y 22% respectivamente. En Alemania y Bélgica también se registraron bajadas próximas al 12% en ambos casos. El descenso registrado en Italia fue del 13%, y en Países Bajos del 10%.

 

Mercados eléctricos europeos

En el recién finalizado mes de abril, los precios promedios mensuales registrados en todos los mercados eléctricos europeos fueron, como mínimo, los más bajos de los últimos seis años. Pero destaca el caso del mercado alemán, que registró el precio mensual más bajo de los últimos diecinueve años.

El precio medio mensual fue inferior a los 30 €/MWh en todos los mercados. El mercado Nord Pool registró el promedio más bajo, de 5,22 €/MWh. Mientras el mercado con el promedio más elevado, de 27,62 €/MWh, fue el británico N2EX.

Respecto al mes anterior, los precios promedio de todos los mercados eléctricos europeos analizados descendieron. El mayor descenso, del 44%, se registró en el mercado EPEX SPOT de Francia. Mientras que la menor bajada de precios, del 22%, fue la de los mercados N2EX de Gran Bretaña e IPEX de Italia. En el resto de los mercados, los descensos estuvieron entre el 23% del mercado EPEX SPOT de los Países Bajos y el 42% del mercado Nord Pool de los países nórdicos.

Si se comparan los precios promedio del mes pasado con los registrados en el mismo mes de 2019, las variaciones de precios todavía fueron más importantes. El máximo descenso, del 87%, se produjo en el mercado Nord Pool y el menor, del 45%, en el mercado N2EX. En el resto de los mercados, las bajadas de precios estuvieron entre el 53% de los mercados EPEX SPOT de los Países Bajos e IPEX y el 65% de los mercados MIBEL de España y Portugal y EPEX SPOT de Francia.

 

Mercado Ibérico

En el mes de abril de 2020 el precio promedio en el mercado MIBEL de España y Portugal disminuyó un 36% respecto al promedio del mes anterior. Mientras que el descenso respecto al mes de abril de 2019 fue del 65%, el segundo mayor descenso de Europa después del registrado en el mercado Nord Pool. Como resultado de estas disminuciones, el precio promedio mensual del mes pasado en el mercado español fue de 17,65 €/MWh y en el mercado portugués, de 17,77 €/MWh.

La caída de la demanda de electricidad en abril fue del 16% en España y del 12% en Portugal. Esta caída, debida al aumento estacional de las temperaturas, a las festividades de Semana Santa y el parón económico por las medidas tomadas durante la crisis de la COVID-19, junto con los precios bajos del gas, ha presionado a la baja los precios del mercado eléctrico ibérico.

 

Fuente: El Periódico de la energía