Factor

Cambio climático impacta en migraciones

jueves, 25 de octubre de 2018 | Mitigación

La variabilidad climática provoca hoy fuertes sequías e inundaciones a destiempo y por ende más pobreza, por lo que la gente busca nuevas opciones y oportunidades en la migración, aseguró el experto español Gustavo Máñez.

En declaraciones a Prensa Latina, el coordinador de Cambio Climático de ONU Medio Ambiente, recordó que el fenómeno de la migración centroamericana no es nuevo, más bien resulta recurrente e histórico, y ahora el cambio climático lo exacerba porque es un multiplicador de efectos.

La gente emigra; sin embargo, no siempre saben lo que les espera del otro lado, pues en muchos casos es peor el remedio que la enfermedad, apuntó.

Al referirse a la situación que presenta actualmente el Arco Seco Centroamericano, zona de donde provienen muchos de los migrantes que integran la caravana que marcha rumbo a Estados Unidos, el especialista se centró en la sequía.

Esta situación, cada vez más más fuerte, genera una sustancial disminución de la productividad agrícola en países como El Salvador, donde en 2017 perdieron el 60 por ciento de la producción de cultivos básicos como el maíz y el frijol, dijo.

A esto se suma, la presencia de destructoras plagas como la del gorgojo, que afecta a los pinos, y la roya, al café, explicó Máñez, quien también hizo alusión a la existencia de zonas áridas en Centroamérica y el Caribe, especialmente en República Dominicana, como resultado de la variabilidad climática.

Tal panorama provoca desajustes en la productividad agrícola y en la subsistencia de las comunidades que dependen del agua y de este sector para vivir, afirmó.

'El cambio climático es un multiplicador de la pobreza y la desigualdad, pues agrava estas situaciones y otras ya existentes como las malas partidas agrícolas y la falta de capacidades', sentenció el especialista, quien subrayó que como consecuencia de la plaga del gorgojo y la deforestación, la masa forestal en la región se pierde cada año.

Otro de los sectores que hoy se ve seriamente afectado por este fenómeno es el de la generación hidroeléctrica, en tanto un estudio reciente refleja que cada vez hay menos agua en los ríos y las presas, por lo que esta matriz limpia de energía podría cambiar debido a la disminución de los caudales.

'Más de la mitad de la energía en América Latina se produce a través de las grandes presas. Sin embargo, cálculos nuestros revelan que hacia el 2040 habrá un 25 por ciento menos de agua en los caudales de los ríos de la región', expresó Máñez.

 

 

Fuente: Prensa Latina