Factor

Canadá reafirma compromiso de enfrentar el cambio climático

miércoles, 07 de marzo de 2018 | Adaptación

Canadá cumplirá con el acuerdo de París (2015) relacionado con la mitigación del calentamiento global y la reducción en la emisión de gases con efecto invernadero, aseguró la ministra de Medio Ambiente, Catherine McKenna.

Estamos absolutamente comprometidos con nuestro objetivo, afirmó la titular en Edmonton, donde asiste a una conferencia internacional sobre ciudades y cambio climático.

En 2015, las emisiones totales de gases de efecto invernadero de Canadá fueron de 722 megatones anuales -cada megatón equivale a un millón de toneladas- de dióxido de carbono equivalente.

Al suscribir el pacto sobre el clima en la capital francesa, Ottawa se comprometió a reducir ese total a 517 megatones para 2030, lo que equivale a una contracción del 30 por ciento con respecto a los niveles de 2005.

En diciembre, el Gobierno entregó un informe a las Naciones Unidas en el que describe los progresos para alcanzar ese objetivo. El texti reconoció no obstante que el país podría exceder en 66 megatones la meta fijada.

Nuestra economía está creciendo y nuestras proyecciones se basan en las predicciones de crecimiento económico. Simplemente significa que tenemos que hacer más. Hay enormes oportunidades que no hemos incorporado a nuestro objetivo, apuntó McKenna.

Según la titular, Ottawa aún dispone de tiempo para alcanzar el lugar en el que se supone debe estar.

El 2030 es un objetivo. Estamos en una transición que no se realiza de la noche a la mañana, agregó.

Informes gubernamentales apuntan que la inclusión de cada vez más modernas tecnologías en las industrias grandes productoras de dióxido de carbono, como es el caso de las cementeras, permitirán reducir las emisiones de gases con efecto invernadero.

El gobierno federal también cuenta con la reforestación para reducir la huella en la atmósfera que dejan las emanaciones de gases nocivos.

Funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente estiman que el aumento de la población y de las extracciones de gas y petróleo en esta nación norteña son factores que podrían entorpecer el cumplimiento del Acuerdo de París.

La titular recordó que respecto a la extracción de hidrocarburos de las arenas petrolíferas de la provincia de Alberta y su traslado por ductos hasta la costa de Columbia Británica, el Gobierno acordó un impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono, mientras se estudia aprobar un gravamen ecológico por la huella dejada en el clima.

 

 

Fuente: Prensa Latina