Factor

Científicos afirman que un glaciar del Mont Blanc puede derrumbarse

jueves, 26 de septiembre de 2019 | Adaptación

Las autoridades italianas cerraron carreteras y evacuaron refugios de montaña el martes tras la advertencia de expertos de que parte del glaciar del Mont Blanc puede derrumbarse.

Cerca de 250.000 metros cúbicos de hielo están en peligro de desplomarse del glaciar Planpincieux en las Grandes Jorasses, situado en la parte septentrional del macizo del Mont Blanc, en el valle de Aosta, en el noroeste de Italia.

El alcalde del vecino pueblo de Courmayeur, Stefano Miserocchi, afirmó que el calentamiento global está cambiando la montaña.

El macizo Mont Blanc es la cordillera más alta de Europa occidental. Tiene 11 picos por encima de los 4.000 metros en Francia e Italia y es visitado por cientos de miles de turistas cada año.

El martes, el alcalde Miserocchi ordenó cerrar las carreteras del valle Val Ferret, ubicado en la parte italiana del Mont Blanc, tras la alerta de expertos de que una parte del glaciar estaba desprendiéndose entre 50 y 60 centímetros cada día.

Miserocchi dijo que las zonas residenciales y las instalaciones turísticas no estaban amenazadas, pero los refugios de montaña de Rochefort estaban siendo evacuados como precaución.

"Estos fenómenos muestran una vez más cómo la montaña está cambiando debido a factores climáticos y, por tanto, es particularmente vulnerable", les explicó el alcalde a los medios italianos.

Expertos del gobierno local del Valle de Aosta y de la Fondazione Montagna Sicura (Fundación Montaña Segura) dicen que es imposible predecir exactamente cuándo la masa de hielo podría derrumbarse.

El glaciar de Planpincieux ha sido monitoreado muy de cerca desde 2013 para establecer la velocidad con la que el hielo se está derritiendo. Pero las autoridades advierten que no hay un "sistema de alerta" establecido.

El incremento de las temperaturas a nivel global está causando el derretimiento de los glaciares en las montañas y la desaparición de las capas de hielo.

A principios de septiembre, docenas de personas participaron en una "marcha funeraria" por la desaparición del glaciar Pizol en el noreste de Suiza.

Este glaciar, ubicado en los Alpes de Glaris, se ha reducido a una pequeña fracción de su tamaño original.

Los científicos afirman que ha perdido al menos un 80 por ciento de su volumen desde 2006, una tendencia acelerada por el incremento de la temperatura global.

 

Fuente: BBC