Factor

Cómo se plantea el año 2019 para el coche eléctrico en España

miércoles, 09 de enero de 2019 | Mitigación

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo tiene previsto lanzar próximamente un nuevo plan de ayudas para la compra de vehículos de energías alternativas (VEA), así como para la instalación de puntos de recarga. El Plan VEA se nutrirá de la partida aprobada en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que contemplaba destinar 66,6 millones de euros a incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, 50 de ellos a la adquisición de vehículos limpios y 16 a impulsar nuevas infraestructuras.

El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, ha asegurado en una entrevista a Europa Press que el programa se pondrá en marcha “en las próximas semanas” y se halla “ya en curso de tramitación”. Como en planes anteriores de similares características, el último de los cuales fue el Plan Movalt, será gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

Blanco ha anunciado también novedades en breve plazo (antes de que termine el primer trimestre del año) en lo que respecta a la dotación presupuestaria para renovar el parque automovilístico español, cuya antigüedad media se acerca a los 12 años. En la entrevista, asegura que su departamento está trabajando en un acuerdo estratégico con el sector en su conjunto, incluyendo fabricantes de vehículos y de componentes, importadores y distribuidores.

Desde el Gobierno se adoptarán las necesarias iniciativas en el campo normativo y el presupuestario, y se constituirán dos grupos de trabajo, uno sobre movilidad sostenible y otro sobre marco de inversión. El sector del automóvil se compromete, por su parte, a analizar cómo puede España mejorar en el terreno logístico y en la producción de vehículos más sostenibles.

Blanco señala que “solo falta cuadrar las agendas y en los primeros meses del año se va a firmar ese acuerdo y se van poner en marcha las mesas de trabajo de movilidad sostenible y de inversión”. El documento que se suscriba servirá como hoja de ruta para medir los compromisos de una y otra parte.

El secretario general de Industria sostiene que la renovación del parque es la mejor medida a corto plazo para reducir las emisiones tanto de dióxido de carbono (CO2) como de partículas. Con la vista en un horizonte más lejano, se trata, a su criterio, de trabajar conjuntamente con la industria para garantizar la competitividad internacional ante los retos futuros de la digitalización y la reducción de emisiones, con el objetivo de que España siga siendo el segundo fabricante de automóviles en Europa y el primero de vehículos comerciales.

"Eso hay que mantenerlo, ya sea en 2020, 2030 o 2040. Para hacerlo, la industria se irá transformando. Tenemos 17 fábricas en España, con centros de decisión fuera. El sector es muy competitivo y una prueba de ello es que todas las plantas pasaron la crisis, a diferencia de otros países como Francia, Alemania o Bélgica, donde hubo cierres de factorías. Eso hay que cuidarlo muchísimo, tanto por los puestos de trabajo como por el impacto que tiene en el nivel de innovación y exportación de la economía española”, señala.

Sobre la anunciada prohibición de los vehículos de combustión en 2040, Blanco asegura que se trató únicamente de un anuncio vinculado a un borrador de un anteproyecto de ley (la de Cambio Climático y Transición Energética) y que es un debate que “está ahí” y que debe abordarse conjuntamente con el sector.

 

 

Fuente: El Diario