Factor

Construcción sostenible y transporte público, ejes para reducir CO2

jueves, 30 de noviembre de 2017 | Adaptación

La rehabilitación de edificios para reducir el consumo energético doméstico y la apuesta por el transporte público sostenible como alternativa al vehículo privado son las grandes apuestas de la Junta y los ayuntamientos andaluces para cumplir los objetivos de reducción de CO2 marcados por la UE.

Andalucía es la comunidad española con más municipios adheridos al Pacto de Alcaldes para el Clima y la Energía promovido por la Unión Europea, con 553, un ejemplo que para la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, demuestra el compromiso de la comunidad con la conservación de entorno para generaciones futuras al igual que la Ley de Cambio Climático recientemente aprobada y la próxima "estrategia para dar calidad al aire".

Díaz ha inaugurado en Sevilla la tercera edición de las jornadas que cada año reúnen a los representantes municipales de los ayuntamientos españoles firmantes del Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía, a la que asisten 200 munícipes de toda España y que ha contado con la presencia de los regidores de las capitales andaluzas de Sevilla y Málaga, Juan Espadas y Francisco de la Torre respectivamente, y del presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, entre otros.

La presidenta de la Junta ha llamado la atención sobre el hecho de que el cambio climático que está "devastando nuestro entorno" preocupa al 90 % de la ciudadanía pero cuando se pregunta a ésta que está dispuesta a hacer para reducir sus efectos "ahí llega la madre del cordero".

Por ello, ha señalado que es responsabilidad de las administraciones públicas, desde el ámbito local, autonómico y nacional, promover el cuidado del medio ambiente desde la educación, priorizar estas políticas en los presupuestos y desarrollar nuevos modelos de ciudades donde el transporte y la construcción juegan un papel fundamental para reducir las emisiones de CO2 (el objetivo marcado por el Pacto es rebajarlas un 40 % hasta 2023).

En este sentido, la presidenta ha puesto como ejemplo del impacto que las decisiones políticas pueden tener en este ámbito la reciente puesta en marcha de la primera línea del metro de Granada con la que "hemos sacado 8.000 vehículos diarios de a carretera" y que supondrá la emisión de "3.200 toneladas menos de CO2 al año, es brutal".

El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Fernando Rodríguez Villalobos, también ha puesto sobre la mesa el impacto que la sostenibilidad tiene en términos económicos, tanto en ahorro para las arcas públicas como en oportunidad de negocio

Así, ha destacado que la construcción eficiente energéticamente puede suponer un ahorro de 400 euros anuales por metro cuadrado, el uso de bombillas Led en el alumbrado público puede ahorrar entre 360 y 425 millones de euros al año a los ayuntamientos españoles -que gastan 740 millones en esto- o la gestión sostenible de los residuos permitiría reducir entre un 20 y un 40 % el presupuesto de más de 2.400 millones que los municipios destinan cada año a la recogida y tratamientos de basuras.

Además ha subrayado la oportunidad de negocio y de empleo que supone el diseño de ciudades inteligentes (smart cities), cuyo valor de negocio se prevé que ronde los 1.300 billones en 2020 de los que más del 60 % corresponden a la construcción sostenible y el ahorro energético.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, como anfitrión y presidente de la Red de Ciudades por el Clima de España, ha defendido que tras la Cumbre de París sobre Cambio Climático de 2015 se ha pasado de la época de "los acuerdos" al tiempo de la "actuación", una acción en la que a su juicio los ayuntamientos deben centrarse en la reducción de las emisiones de CO2 del transporte, con una "nueva movilidad" que admitió "difícil" porque requiere un cambio cultural, y la mayor eficiencia energética en el ámbito de la edificación.

 

 

Fuente: EFE