Factor

Contribución del carbón a mix energético bajará al 25 % en 2023, según AIE

martes, 29 de enero de 2019 | Mitigación

La contribución del carbón al 'mix' energético en el mundo bajará del 27 % en 2017 al 25 % en 2023, según el estudio "Carbón 2018", de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), presentado este lunes en Madrid en el Club Español de la Energía.

El analista Carlos Fernández ha dicho que las políticas medioambientales en Europa, unidas a la expansión de las renovables por la mayor competitividad de la energía eólica y la solar provocarán la salida del carbón del 'mix' energético, sobre todo en Europa Occidental.

En 2023 Francia y Suecia cerrarán sus últimas plantas de carbón y Alemania se mantendrá como único consumidor de relevancia.

Sin embargo, en Europa del Este la demanda de carbón se mantiene estable y en países como Grecia, Polonia o los países de los Balcanes se construyen nuevas centrales eléctricas de carbón, aunque su demanda no aumentará, al reemplazarse las centrales más antiguas y menos eficientes.

En cuanto a su consumo, ha aumentado por segundo año consecutivo en el mundo, pero la AIE prevé que se estabilice en los próximos cinco años, pues su menor uso en Europa y América del Norte se contrarresta con un fuerte crecimiento en India y el sudeste asiático.

La demanda mundial de carbón creció un 1 % en 2017 y alcanzó los 7.585 millones de toneladas, debido al aumento de la producción industrial y del consumo de la electricidad.

La generación de electricidad con carbón aumentó en más de 250 teravatios hora (TWh), un 3 % más, y representó cerca del 40 % de la generación de electricidad adicional en todo el mundo.

Su participación en el 'mix' eléctrico mundial se mantiene en un 38 % tras algunos años de caída, impulsado por China e India, países en los que se espera que la demanda de carbón vuelva a crecer en 2018.

La demanda de carbón crece en gran parte de Asia por su precio asequible y disponibilidad, con India a la cabeza, aunque su tasa de crecimiento del 3,9 % anual se está reduciendo por el desarrollo de energías renovables y el uso de tecnología más eficiente en las nuevas eléctricas de carbón.

En Indonesia, Vietnam, Filipinas, Malasia y Pakistán también se espera un crecimiento en la demanda de carbón.

China, principal actor en el mercado mundial de carbón, disminuirá gradualmente su demanda (estimada en un 1 % promedio anual) por el desarrollo de políticas más sostenibles, especialmente relacionadas con la calidad del aire.

Por esta razón, el informe de la AIE pronostica que el crecimiento global en la generación de electricidad proveniente del carbón se frenará en 2020.

Carlos Fernández ha dicho que, no obstante, para mucho países, particularmente en el sur y sureste de Asia, el carbón garantiza la seguridad energética e impulsa el desarrollo económico.

La AIE considera esenciales las tecnologías de captura, utilización y almacenamiento de carbono para cubrir las necesidades de energía, teniendo en cuenta los objetivos climáticos, y defiende que se acelere la inversión y el despliegue de esas tecnologías.

 

 

Fuente: Finanzas