Factor

Corea del Sur reducirá un 37 por ciento de los gases de efecto invernadero para 2030

viernes, 09 de diciembre de 2016 | Mitigación

Corea de Sur ha desvelado este martes una serie de medidas para promover el uso de la energía renovable y expandir la investigación y el desarrollo con el fin de alcanzar la meta a largo plazo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 37 por ciento.

El plan, aprobado por el Gabinete bajo la presidencia del primer ministro, Hwang Kyo-ahn, tiene como fin cambiar la estructura energética del país en un sistema de abastecimiento de energía ecológico y prepararse para la llegada de la era de bajas emisiones de carbono, según el Ministerio de Estrategia y Finanzas.

Previamente, Corea del Sur anunció una hoja de ruta para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 37 por ciento, o 3,15 millones de toneladas, del nivel habitual (BAU, según sus siglas en inglés), antes del lanzamiento de un nuevo régimen climático después de 2020, encabezado por las Naciones Unidas.

De la reducción total, 64,5 millones de toneladas serán reducidas del sector de generación de energía del país, mientras que el sector industrial recortará 56,4 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero y los edificios disminuirán sus emisiones de carbono en 35,8 millones de toneladas.

Ante un nuevo paradigma de crecimiento, Corea del Sur ha trazado un plan maestro para tratar con el nuevo régimen climático, dijo el ministerio en un comunicado. Añadió que se centrará en la transformación de la estructura económica del consumo de energía en un sistema bajo en carbono y en elevar el estado de preparación para el cambio climático.

Para alcanzar la meta, el Gobierno no permitirá la construcción de nuevas centrales térmicas de carbón en el país. En su lugar, aumentará el suministro energético verde con el uso de la energía solar y biomasa.

El ministerio dijo que elevará sus normas de la cartera de renovables (NCR) previstas a un 5 por ciento en 2018 en comparación con el 4,5 por ciento anterior.

La tasa se incrementará hasta un 6 por ciento en 2019 y un 7 por ciento en 2020, de las metas anteriores de un 5 y 6 por ciento, respectivamente.

Una regulación de NCR exige a las compañías de suministro eléctrico producir cierta cantidad de su energía de fuentes de energía renovable como la eólica, solar, geotérmica y biomasa. Para el 2016 la NCR está establecida en un 3,5 por ciento.

Asimismo, el sector público invertirá 1,12 billones de wones (954,2 millones de dólares) en investigación y desarrollo del campo de la energía limpia para el 2020, un aumento con respecto a los 560.000 millones de wones (477 millones de dólares) destinados para el 2016, mientras que las compañías tendrán derechos adicionales de emisiones de carbono cuando expandan la inversión en instalaciones favorables al medio ambiente.

 

 

Fuente: Agencia de noticias YONHAP