Factor

Creación de un mercado de la electricidad moderno: el Consejo Europeo acuerda su posición

miércoles, 20 de diciembre de 2017 | Mitigación

El Consejo ha acordado su posición de negociación (orientación general) sobre un Reglamento que establece el marco para un mercado interior de la electricidad en la UE.

Este Reglamento es una de las propuestas legislativas que forman parte del paquete de medidas sobre energía limpia y es la piedra angular de la nueva configuración del mercado de la electricidad. Revisa las normas y los principios para velar por un mercado de la electricidad eficaz en su funcionamiento, competitivo y no distorsionado con el fin de reforzar la flexibilidad, la descarbonización y la innovación.

De este modo, contribuirá a la transición de la UE hacia una economía hipocarbónica y se adecuará a los objetivos de la Unión de la Energía, en particular del marco de actuación en materia de clima y energía para 2030.

«La configuración del mercado de la electricidad ha sido una prioridad de la Presidencia estonia y estoy sumamente satisfecha de que el Consejo haya llegado a un acuerdo sobre este Reglamento tan importante allí donde los Estados miembros habían partido de puntos de vista muy diferentes. Quisiera agradecer a todos mis colegas y a sus equipos la ayuda que nos han brindado para llegar hasta aquí. El mercado de la electricidad de la UE se ha visto transformado por la digitalización, las energías renovables y la posición activa de los clientes, y necesitamos nuevas normas para esta nueva realidad. Con la decisión de hoy, hemos dado un gran paso adelante para conseguirlo».

Kadri Simson, ministra de Economía e Infraestructuras de la República de Estonia

Esta orientación general permitirá al Consejo entablar negociaciones con el Parlamento el año próximo. Los principales elementos de la posición del Consejo son los siguientes:

Conforme a la propuesta de la Comisión, las nuevas normas velan por que se den las condiciones adecuadas para el comercio de electricidad con diferentes horizontes temporales, pero con un objetivo claro de acercar el comercio al tiempo real. Esto permitirá incrementar la parte de las energías renovables en la producción de los sistemas de energía. Las nuevas normas sobre el despacho y la responsabilidad de balance limitarán las distorsiones en el mercado al permitir menos exenciones que en la actualidad.

Los principios para el establecimiento de «zonas de oferta», es decir, de zonas de comercio de electricidad, están más claramente definidos. Las normas sobre la asignación de capacidad recogidas en la propuesta de la Comisión exigen que se asigne a los participantes en la red el máximo de capacidad en la frontera de una zona de oferta. En el texto del Consejo, se establece un nivel de referencia en relación con la capacidad máxima en la frontera que debe respetarse. Los países que no alcancen el nivel de referencia deberán iniciar medidas correctoras o configurar nuevamente las zonas de oferta. Se ha establecido un plazo para completar el proceso, y se da la oportunidad a la Comisión de intervenir en caso de que no se haya alcanzado el nivel de referencia al término de dicho plazo.

Las instalaciones seguirán siendo recompensadas por poner a disposición capacidad de generación de electricidad a través de mecanismos de capacidad con el fin de atender a los picos de demanda. Para garantizar el correcto funcionamiento del mercado interior, deben armonizarse las normas aplicables a estos mecanismos. La posición del Consejo establece los principios de configuración de los mecanismos de capacidad, así como las modalidades para su aplicación. Un elemento importante consiste en que las nuevas instalaciones podrán optar a participar después de 2025 solo en el caso de que su volumen de emisiones se sitúe por debajo de 550 gr de CO2/kWh o de 700 kg de CO2 al año como media por kW instalado. También se ha establecido un límite para la participación de las actuales centrales generadoras, que no podrán recibir pagos después de 2030, y los pagos deberán disminuir a partir de 2025.

Se creará una evaluación europea de la adecuación de los recursos, que servirá de base para las decisiones sobre los mecanismos de capacidad junto con las evaluaciones nacionales.

De acuerdo con la orientación general, antes de 2025, la Comisión elaborará un informe en el que evalúe qué elementos de los códigos de red pueden incluirse en los actos de la UE relativos al mercado interior de la electricidad. Podrán modificarse los códigos de red hasta finales de 2027.

Además, la orientación general respalda la creación de una entidad europea para los operadores de sistemas de distribución y refuerza el papel de los coordinadores regionales de seguridad, al definir su ámbito geográfico y sus tareas concretas.

Cronología y siguientes etapas

El 30 de noviembre de 2016, la Comisión presentó el paquete de medidas sobre energía limpia, incluida una propuesta legislativa de revisión del Reglamento sobre el mercado interior de la electricidad.

El conjunto del paquete se presentó en la sesión del Consejo de Energía de diciembre de 2016. Los ministros de la UE mantuvieron un primer cambio de impresiones sobre la totalidad del paquete en febrero de 2017 y evaluaron los progresos efectuados en materia de configuración del mercado de la electricidad, gobernanza de la Unión de la Energía y energías renovables en junio de 2017.

La orientación general de hoy permite al Consejo iniciar las negociaciones con el Parlamento Europeo en cuanto este adopte su posición sobre el expediente.

Antecedentes

El 30 de noviembre de 2016, la Comisión presentó el paquete «Energía limpia para todos los europeos» con vistas a la aplicación de la Estrategia Europa 2015 para una Unión de la Energía con una política climática proyectada hacia el futuro.

Cuatro de las ocho propuestas legislativas del paquete tienen por objeto una nueva configuración del mercado interior de la electricidad de la UE. Además del Reglamento, el paquete de medidas incluye una Directiva revisada sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad, un Reglamento revisado sobre la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) y una propuesta de nuevo Reglamento sobre la preparación frente a los riesgos en el sector de la electricidad.

La nueva configuración del mercado de la electricidad facilitará la transición a una economía hipocarbónica prestando atención a factores como el aumento de las energías renovables, los regímenes de subsidios, los derechos de acceso a la red, las soluciones de almacenamiento y la cooperación regional.

 

 

Fuente: Consejo Europeo