Factor

El calor extremo provocará un gran éxodo en Oriente Medio y el norte de África

martes, 10 de mayo de 2016 | Adaptación

Gran parte de Oriente Medio y del norte de África podrían llegar a ser inhabitables debido al cambio climático a mediados de este siglo, porque las olas de calor se multiplicarían por 10 y las temperaturas rondarían entre los 46ºC por el día y los 30ºC por la noche, lo que empujaría a un éxodo masivo de refugiados climáticos. Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por investigadores del Instituto Max Planck de Química (Alemania) y publicado en la revista «Climatic Change».

Más de 500 millones de personas viven en Oriente Medio y el norte de África, una región muy caliente en verano y donde el cambio climático es ya evidente y el número de días de calor se ha duplicado desde 1970. «En el futuro, el clima en gran parte de Oriente Medio y el norte de África podría cambiar de tal manera que la existencia misma de sus habitantes está en peligro», afirma Jos Lelieveld, del Instituto Max Planck de Química. Lelieveld y sus colegas investigaron cómo serán las temperaturas en esta región del planeta durante el siglo XXI y su resultado es, según el estudio, «profundamente alarmante», porque los termómetros en verano subirán más del doble de los dos grados fijados en el Acuerdo de París como límite crítico de aumento de la temperatura media de la Tierra repecto a la era preindustrial.

De hecho, apuntan que las temperaturas por la noche no bajarán de 30ºC y por el día podrían elevarse a 46ºC durante los periodos cálidos a mediados de este siglo, en tanto que podrían subir a 50ºC a finales de esta centuria. Además, señalan que las olas de calor podrían multiplicarse por 10 respecto a las de ahora y que su duración se prolongará «de forma espectacular», de manera que pasarán de los 16 días de promedio del periodo entre 1986 a 2005 a los 80 días a mediados de este siglo y a 118 a finales, incluso aunque las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyan después de 2040.

«Si la humanidad continúa liberando dióxido de carbono como lo hace ahora, las personas que viven en Oriente Medio y el norte de África tendrán unos 200 días inusualmente calientes, de acuerdo con las proyecciones de los modelos», apunta Panos Hadjinicolaou, experto en cambio climático e investigador del estudio.

Lelieveld está convencido de que el calentamiento global tendrá un gran impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas en esta parte del planeta. «El cambio climático empeorará significativamente las condiciones de vida en el Oriente Medio y en el norte de África. Olas de calor prolongadas y tormentas de polvo del desierto pueden hacer algunas regiones inhabitables, lo que sin duda contribuirán a la presión para emigrar», vaticina. A esto se le añade otro estudio de este mismo equipo de científicos sobre el aumento de la contaminación atmosférica por partículas finas en Oriente Medio, que concluye que el polvo del desierto en Arabia Saudí, Iraq y Siria ha aumentado en un 70% desde principios de este siglo debido principalmente al incremento de las tormentas de arena y a sequías prolongadas, lo que podría agudizarse con el cambio climático. «Tarde o temprano muchas personas pueden tener que abandonar la región», aseguran Leileveld y Hadjinicolaou.

 

FUENTE: ABC