Factor

El CO2 se puede almacenar y cumplir con los objetivos del cambio climático

viernes, 22 de mayo de 2020 | Mitigación

 

A juicio de esta investigación, no más de 2.700 Gigatoneladas (Gt) de dióxido de carbono (CO2) serían suficientes para cumplir con los objetivos de calentamiento global del IPCC. Esto es mucho menos que las estimaciones principales de los grupos académicos y de la industria de lo que está disponible, lo que sugiere que hay más de 10,000 Gt de espacio de almacenamiento de CO2 a nivel mundial.

La captura y almacenamiento de dióxido de carbono (CO2) bajo tierra es uno de los componentes clave de los informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) sobre cómo mantener el calentamiento global a menos de 2 ° C por encima de los niveles preindustriales para 2100. La captura y almacenamiento de carbono (CCS) se utilizaría junto con otras intervenciones, como las energías renovables, la eficiencia energética y la electrificación del sector del transporte.

El IPCC utilizó modelos para crear alrededor de 1.200 escenarios tecnológicos mediante los cuales se cumplen los objetivos de cambio climático mediante una combinación de estas intervenciones, la mayoría de las cuales requieren el uso de CCS.

El nuevo estudio también descubrió que la tasa actual de crecimiento en la capacidad instalada de CCS está en camino de cumplir con algunos de los objetivos identificados en los informes del IPCC, pero que los esfuerzos de investigación y comerciales deben centrarse en mantener este crecimiento e identificar suficiente espacio subterráneo para almacenar tanto CO2.

CCS implica atrapar CO2 en su fuente de emisión, como las estaciones de energía de combustibles fósiles, y almacenarlo bajo tierra para evitar que ingrese a la atmósfera. Junto con otras estrategias de mitigación del cambio climático, CCS podría ayudar al mundo a alcanzar los objetivos de mitigación del cambio climático establecidos por el IPCC. Sin embargo, hasta ahora la cantidad de almacenamiento necesaria no se ha cuantificado específicamente.

El estudio ha demostrado por primera vez que el espacio de almacenamiento máximo necesario es de solo alrededor de 2.700 Gt, pero que esta cantidad crecerá si se demora el despliegue de CCS. Los investigadores resolvieron esto combinando datos sobre los últimos 20 años de crecimiento en CCS, información sobre tasas históricas de crecimiento en infraestructura energética y modelos comúnmente utilizados para monitorear el agotamiento de los recursos naturales.

El equipo de investigación, dirigido por el doctor Christopher Zahasky del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra de Imperial, descubrió que en todo el mundo, ha habido un crecimiento del 8,6 por ciento en la capacidad de CCS en los últimos 20 años, lo que nos coloca en una trayectoria para cumplir con muchos escenarios de mitigación del cambio climático. que incluyen CCS como parte de la mezcla.

El doctor Zahasky, quien ahora es profesor asistente en la Universidad de Wisconsin-Madison pero realizó el trabajo en Imperial, dijo en un comunicado: "Casi todas las vías del IPCC para limitar el calentamiento a 2 ° C requieren decenas de gigatoneladas de CO2 almacenadas por año a mediados de siglo. Sin embargo, hasta ahora, no sabíamos si estos objetivos eran alcanzables dados los datos históricos, o cómo estos objetivos se relacionaban con los requisitos de espacio de almacenamiento subterráneo.

"Descubrimos que incluso en los escenarios más ambiciosos es poco probable que necesiten más de 2.700 Gt de recursos de almacenamiento de CO2 a nivel mundial, mucho menos que los 10.000 Gt de recursos de almacenamiento que sugieren los informes principales es posible. Nuestro estudio muestra que si no se cumplen los objetivos de cambio climático para 2100, no será por falta de captura de carbono y espacio de almacenamiento ", explicó en un comunicado.

Los investigadores dicen que la velocidad a la que se almacena el CO2 es importante para su éxito en la mitigación del cambio climático. Cuanto más rápido se almacena el CO2, menos recursos totales de almacenamiento subterráneo se necesitan para cumplir los objetivos de almacenamiento. Esto se debe a que se hace más difícil encontrar nuevos depósitos o hacer un mayor uso de los ya existentes a medida que se llenan.

Descubrieron que podría ser necesario almacenar más rápido y antes que la implementación actual para ayudar a los gobiernos a cumplir con los escenarios de mitigación del cambio climático más ambiciosos identificados por el IPCC.

El estudio también demuestra cómo el uso de modelos de crecimiento, una herramienta común en la evaluación de recursos, puede ayudar a la industria y a los gobiernos a monitorear el progreso del despliegue de CCS a corto plazo y los requisitos de recursos a largo plazo.

 

Fuente: Ecoticias