Factor

El Gobierno de España inyecta 4.300 millones de euros a su Proyecto Estratégico de Vehículo Eléctrico

domingo, 18 de julio de 2021

 

 

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado. Según el Gobierno, el objetivo de esta iniciativa es crear "el ecosistema necesario para el desarrollo y fabricación de vehículos eléctricos y conectados a la red y convertir a España en el Hub Europeo de electromovilidad". El Ejecutivo estima que este Proyecto Estratégico movilizará 19.700 millones de euros de inversión privada y que "podría alcanzar" la creación de 140.000 puestos de trabajo.

El Gobierno anunció el lanzamiento del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del Vehículo Eléctrico y Conectado, que presenta como "un proyecto basado en la colaboración público-privada y centrado en el fortalecimiento de las cadenas de valor de la industria de automoción española", que considera "un sector estratégico para España". El desarrollo de este proyecto -informa el Gobierno- prevé una inversión total de más de 24.000 millones de euros en el periodo 2021-2023, con una contribución del sector público de 4.300 millones de euros y una inversión privada estimada de 19.700 millones de euros. España es ahora mismo el segundo fabricante europeo de vehículos y el noveno a escala mundial (de vehículos con motor de combustión). Según los datos facilitados por el Ministerio de Industria, el sector "representa el 11% de la cifra de negocios del total industrial, la automoción supone el cuarto sector exportador y representa el 15% del total de las exportaciones españolas".

Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo: “este proyecto es una oportunidad histórica de convertir la fabricación del vehículo eléctrico y conectado en un proyecto tractor que refuerce el ecosistema de automoción en todo el país. Para el Gobierno de España, el sector de automoción es prioritario y va a ser protagonista del Plan de Recuperación, ya que contamos con las capacidades industriales y el liderazgo de las empresas para invertir en la movilidad del futuro, una movilidad que será más sostenible, digital, conectada y segura. Se trata, en definitiva, de convertir a España en un Hub Europeo de electromovilidad”

El Ministerio de Industria calcula que la creación de empleo generada por este Perte (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) podría alcanzar los 140.000 puestos de trabajo y la contribución al PIB se situaría entre el 1% y el 1,7%. Otros impactos esperados -añaden desde Industria- serían alcanzar en 2023 los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.

 

Desarrollo del Perte. El Proyecto se compondrá de dos ámbitos de actuación complementaria

1.- Medidas transformadoras de impulso de la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado, enfocadas a los segmentos centrales de la cadena de valor industrial que garanticen la fabricación de estos vehículos.

2.- Medidas facilitadoras, que coadyuven tanto a la creación de una nueva movilidad como al desarrollo del vehículo eléctrico.

Dentro de las medidas transformadoras, se recogen las actuaciones integrales de la cadena industrial del vehículo eléctrico, un plan tecnológico de automoción sostenible, un programa de espacios de datos sectoriales y un programa para integrar la inteligencia artificial en procesos productivos.

En cuanto a medidas facilitadoras, se incluyen el Plan Moves III (Movilidad Eficiente y Sostenible), el Moves singulares, la ley de Cambio Climático, la regulación de servicios de recarga de vehículos eléctricos, la hoja de ruta del 5G y su despliegue, y un plan de formación profesional.

La estructura del Perte -informa Industria- cuenta con bloques obligatorios, como la fabricación de equipos originales y ensamblaje, la fabricación de baterías y equipos de hidrógeno, y la fabricación de otros componentes del vehículo eléctrico.

Además, habrá otras actuaciones específicas que incluyan conectividad, microprocesadores, componentes del vehículo eléctrico inteligente, y fabricación de sistemas de recarga. También hay procesos transversales relacionados con la economía circular, la digitalización y la formación de trabajadores.

Según el Ministerio, para el desarrollo del Perte y su actuación integral sobre toda la cadena de valor se debe constituir una agrupación de empresas con al menos, cinco empresas, que afecte al menos a dos comunidades autónomas, que el 40% de las empresas sean pymes, que haya una entidad proveedora de conocimiento (I+D+i) y las empresas acrediten inversión propia y compromiso con el empleo.

El Perte -asegura Industria- ofrece al sector y a otros operadores económicos el entorno adecuado para llevar a cabo las importantes inversiones que implica esta nueva movilidad mediante acuerdos de colaboración entre empresas de toda la cadena de valor.

Está prevista la creación de una Alianza para el Vehículo Eléctrico y Conectado para contar con la participación de todos los actores relevantes y garantizar un dialogo permanente y donde estarán representados los ministerios implicados y la mesa de automoción donde están presentes las asociaciones representativas del sector de la automoción, los sindicatos y las comunidades autónomas.

 

Fuente: Energías renovables