Factor

El Gobierno vasco busca renovar todo su parque móvil en tres años hacia combustibles alternativos

martes, 04 de julio de 2017 | Adaptación

La consejera de Desarrollo Económico y Transportes, Arantxa Tapia, indicó que el Ejecutivo se ha marcado un ambicioso plan por el cual 'el cien por cien de la flota de vehículos de nuestras instituciones sea renovada y utilice combustibles alternativos para el año 2020' como media de eficiencia energética, reducción de uso de derivados de petróleo y menores emisiones de CO2.

La consejera explicó que las medidas de eficiencia energética promovidas en la Industria están dando sus frutos, que se comprueba en el hecho de que a pesar del crecimiento de la actividad económica e industrial, el índice de intensidad energética vasco (la necesidad de energía necesaria para producir) se ha reducido en un 11% desde 2007 y las emisiones de CO2 en un 25% desde 2005.

Para esta reducción ha sido también muy importante las actuaciones y ayudas de los programas del Ente Vasco de la Energía (EVE), cuyo director general, Iñigo Ansola, destacó que los difernet es programas puestos en marcha por el EVE para promover la eficiencia energética, en industria y hogares, han supuesto un desembolso total de unos 200 millones, pero que han logrado movilizar inversiones privadas por otros mil millones.

Estos datos y planes fueron dados a conocer en el transcurso de la Jornada Empresarial 'Eficiencia Energética y Sostenibilidad. El reto de la industria en Euskadi', celebrada este lunes en el Museo Guggenheim Bilbao.

Flotas públicas y privadas

En la línea de incrementar la eficiencia energética vasca, la consejera Arantza Tapia, abogó por empezar a trasladar de forma más clara la eficiencia al transporte, tanto de flotas públicas, como de flotas privadas y vehículos particulares, ya que el transporte es el responsable del 77% del consumo energético vasco y en el que más se utilizan los derivados del petróleo. Tapia recalcó que el Ejecutivo y el resto de administraciones públicas se han fijado claros objetivos de reducción de consumo energético y además también pretenden actuar como ejemplo que dinamice las inversiones privadas.

Asimismo, también habló de plan de eficiencia energética que debe llevar a una reducción del 25% del consumo energético de los edificios públicos con el horizonte 2025 y además que éstos edificios al menos se autobastezcan energéticamente en un 25% con energías renovables, lo que lógicamente implicará una dinamización del mercado de proveedores de sistemas de aprovechamiento energético, reutilización y generación de renovables.

 

 

Fuente: Expansión