Factor

El planeta tendrá un 10% menos de días suaves a finales de siglo por el cambio climático

jueves, 19 de enero de 2017 | Mitigación

El número de días suaves en el planeta podría disminuir entre un 10 y un 13% a finales de este siglo debido al calentamiento climático por la acumulación atmosférica de gases de efecto invernadero causados por el ser humano, aunque este promedio difiere según las zonas porque algunas tendrían más jornadas de clima apacible y otras experimentarían importantes reducciones de fechas templadas.

Así se desprende de una investigación realizada por científicos estadounidenses de la NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica) y de la Universidad de Princeton, que realizaron el primer análisis global de cómo el cambio climático puede afectar a la frecuencia y la ubicación del clima templado.

El estudio, publicado en la revista Climatic change, indica que los científicos trabajan para predecir cómo el cambio climático puede afectar en huracanes, sequías, inundaciones, nevadas y otros fenómenos meteorológicos severos, pero hay un área que se ha pasado por alto: el clima templado, propicio para una boda al aire libre, practicar deporte, dar paseos en barca, hacer senderismo o ir al campo.

Los investigadores indican que clima suave es cuando hay temperaturas de 18 a 30ºC, menos de 13 milímetros por metro cuadrado de lluvia y puntos de condensación por debajo de 20ºC, lo que indica una baja humedad.

Además, apuntan que conocer el patrón general del clima templado en las próximas décadas es económicamente valioso para una amplia gama de empresas e industrias, como los viajes, el turismo, la construcción, el transporte, la agricultura y el ocio al aire libre.

MENOS DÍAS SUAVES EN LOS TRÓPICOS

La investigación proyecta que el número de días suaves se reducirá entre un 10 y un 13% como media en el planeta. El promedio actual de 74 jornadas templadas al año se reducirá a 70 en 2050 y a 64 entre 2081 y 2100, aunque esto enmascara disminuciones dramáticas en algunas áreas y aumentos en otras regiones.

Así, los científicos predicen que los mayores descensos de clima templado ocurrirán en las regiones tropicales debido al aumento del calor y de la humedad. Las zonas más afectadas estarían en África, Asia y América Latina, donde algunas regiones podrían tener entre 15 y 50 días menos de clima suave al año a finales de este siglo, lo que también tendría consecuencias económicas porque afectaría significativamente a la salud pública.

Por el contrario, quienes viven en las latitudes medias del planeta y en muchas zonas montañosas ganarán días de clima templado al año, como las poblaciones de Estados Unidos próximas a la frontera noreste, medio oeste y noroeste con Canadá, así como muchas partes de este último país.

Otras zonas tendrían de 10 a 15 días suaves más al año, como partes de Inglaterra y el norte de Europa, y la Pagatonia (extremo meridional de América del Sur). En estos lugares, el clima templado se reducirá durante los veranos, que serían cada vez más calientes y húmedos, pero se incrementaría en el resto del año.

Mejorar la comprensión pública de cómo el cambio climático afectará a algo tan importante como el clima templado es un área madura para investigar más y hacer estudios enfocados, apunta Sarah Kapnick, científica del Laboratorio de Dinámica de Fluidos Geofísicos de la NOAA y coautora del estudio, quien añade: Predecir los cambios en el clima templado no sólo es importante para los negocios y la industria, sino que también puede contribuir a la investigación sobre el futuro de la salud física y mental, el ocio y la planificación urbana.

Por su parte, Karin van der Wiel, investigadora postdoctoral en la Universidad de Princeton, señala que el clima extremo es difícil de entender porque puede ocurrir sólo una vez en la vida y que el estudio aborda como concepto meteorológico el clima que ocurre regularmente, que es más fácil de entender.

Para realizar el estudio, los científicos utilizaron modelos climáticos de alta resolución con el fin de analizar los patrones cambiantes del clima templado en el planeta y examinaron los efectos del aumento del calentamiento por la acumulación de emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Fuente: Ecodiario