Factor

El presidente francés ratifica el acuerdo climático alcanzado en la COP21

jueves, 16 de junio de 2016 | Mitigación

El presidente francés, François Hollande, ratificó hoy el acuerdo alcanzado en la cumbre mundial sobre cambio climático (COP21), efectuada en diciembre de 2015 en esta capital.

Se trata de un convenio universal, jurídicamente vinculante, marca un cambio importante en el modo de desarrollo de las economías del mundo, expresó el mandatario al intervenir en la ceremonia efectuada en el Palacio del Elíseo.

Recordó que ya ratificaron el texto 17 países, y llamó a una movilización para que Europa también lo haga.

El Parlamento adoptó definitivamente el 8 de junio el proyecto de ley que permite a la nación gala ser el segundo país del llamado viejo continente, después de Hungría, en refrendar el mencionado convenio. El Acuerdo de París quedó abierto el 22 de abril a la firma de los 197 Estados partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, documento que países del Sur consideran insuficiente para encarar el problema.

Por ello, desde el Sur abundaron durante la ceremonia los señalamientos al texto y los reclamos de voluntad política por parte de los países industrializados, bajo el pleno apego al principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

El documento busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, en aras de mantener por debajo de los dos grados centígrados o menos la elevación de las temperaturas, límite fijado por los científicos para evitar efectos devastadores sobre la humanidad.

Para la entrada en vigor de ese Acuerdo Climático se necesita la ratificación de 55 de los 193 miembros de las Naciones Unidas, que representen el 55 por ciento del total de las emisiones de sustancias contaminantes.

Un mes después de reunida la cantidad fijada, el ambicioso instrumento internacional será una realidad.

De acuerdo con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, la actual pudiera ser la última generación de seres humanos con la oportunidad de impedir que el cambio climático genere consecuencias irreversibles para el planeta.

 

FUENTE: Prensa Latina