Factor

El reto para la UE: que su plan de recuperación sea tan verde como planea

jueves, 23 de julio de 2020 | Mitigación

 

Después de 90 horas de negociaciones, los líderes de la Unión Europea alcanzaron el martes 21 de julio un acuerdo para la recuperación que destinará casi 550.000 millones de euros a proyectos verdes en los próximos siete años, el mayor compromiso climático jamás realizado en solitario.

Ahora los líderes europeos se enfrentan con un reto: invertir ese dinero de manera inteligente para cumplir sus objetivos medioambientales.

El dinero representa una cuota del 30% del paquete, que prevé un presupuesto de 1.074 billones de euros para la UE para 2021-27 y un fondo de recuperación de 750,000 millones de euros por el coronavirus.

Los líderes acordaron también que incluso las partes del paquete general que no estén señaladas de forma específica para gasto climático "no deberán perjudicar" el objetivo del bloque de convertirse en carbono neutral para 2050.

Cientos de posibles proyectos podrían beneficiarse, desde la producción de acero bajo en carbono en Suecia a una fábrica de baterías para vehículos eléctricos en Polonia. No obstante, la falta de normas precisas sobre cómo puede ser gastado el dinero dejó incómodos a algunos.

Bas Eickhout, un europarlamentario verde holandés, dijo a Reuters que se necesitan criterios claros para garantizar que son usados para librar al continente de carbón, petróleo y gas natural, señalando que habría sido un buen comienzo un compromiso de "no destinar dinero a combustibles fósiles. El hecho de que no lo hicieran dice mucho".

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, brazo ejecutivo del bloque, intentó aliviar estas preocupaciones diciendo a Reuters que "los estados miembro deberán cumplir hitos antes de que haya un desembolso de dinero".

"Los objetivos generales a nivel europeo deben ser visibles en los planes de recuperación nacionales", indicó, agregando que las grandes sumas en juego dan a la UE "una gran ventaja" para garantizar que los planes de los países son verdes.

El paquete será analizado por el Parlamento Europeo desde este jueves y los eurodiputados están recibiendo llamados para que introduzcan controles más estrictos antes de su aprobación.

 

Fuente: Expansión