Factor

El sector eólico europeo ya mantiene 300.000 puestos de trabajo

lunes, 19 de octubre de 2020 | Mitigación

 

La asociación europea de la industria eólica, WindEurope, acaba de publicar el informe «Energía eólica y recuperación económica. Cómo la energía eólica situará a las comunidades en el corazón de la recuperación europea». Según ese informe, el sector eólico del Viejo Continente mantiene ya 300.000 puestos de trabajo (160.000, directos) y contribuye con 37.000 millones de euros al producto interior bruto europeo. 

El liderazgo europeo en materia de energía eólica continuará impulsando la creación de empleo y produciendo beneficios para las comunidades de toda Europa si las naciones del Viejo Continente desarrollan adecuadamente los planes nacionales de energía y clima que han presentado a Bruselas. Es una de las conclusiones clave que arroja el informe «Energía eólica y recuperación económica. Cómo la energía eólica situará a las comunidades en el corazón de la recuperación europea», informe que acaba de publicar la asociación europea de la industria eólica, WindEurope. "Si los Gobiernos implementan totalmente sus planes nacionales de energía y clima -dice WindEurope-, Europa doblará de aquí a 2030 la potencia de generación eólica que tiene hoy instalada e incrementará en un 50% -hasta los 450.000- el número de empleos que mantiene el sector a día de hoy". Ese año (2030), el viento además producirá el 30% de toda la demanda eléctrica europea (hoy la cuota eólica pesa solo un 15% en el mix eléctrico continental) y contribuirá con 50.000 millones de euros al producto interior bruto europeo.

La asociación sin embargo alerta a Bruselas sobre lo que considera dos problemas: (1) los planes, tal y como están redactados ahora mismo, no ofrecen suficiente visibilidad sobre cuándo y cómo los gobiernos convocarán nuevas subastas eólicas y (2), además, no aciertan a remover las barreras administrativas que continúan ralentizando los procesos de obtención de permisos por parte de los promotores de parques eólicos. Si todo eso no se implementa como es debido -apuntan desde WindEurope-, Europa no instalará potencia eólica suficiente (como para cumplir con los objetivos que contemplan todos esos planes) y verá cómo se destruyen 20.000 de los actuales 300.000 empleos que mantiene el sector.

 

La inversión en energía eólica ayudará a la recuperación económica

Según el informe de WindEurope, cada nueva turbina instalada en Europa genera una media de diez millones de euros de actividad económica. Esa "productividad" además está muy distribuida por todo el continente, donde hay hasta 248 factorías que producen turbinas y componentes, y que están íntimamente ligadas a la planificación, la logística, la ejecución o la I+D (investigación y desarrollo) del sector eólico. El informe de WindEurope sostiene por otro lado que el despliegue de nueva potencia eólica puertas adentro refuerza el liderazgo europeo eólico a escala global. En ese sentido, la asociación recuerda que hasta cinco de los diez principales productores de turbinas son europeos y que, colectivamente, tienen un 42% de cuota del mercado global.

Giles Dickson, presidente ejecutivo de WindEurope: "la inversión en energía eólica ayudará a Europa a reactivar su economía. Cada nueva turbina genera diez millones de euros de actividad económica. Tenemos ahora mismo toda una cartera de proyectos esperando para empezar. Y el despliegue de nueva potencia eólica previsto en los planes nacionales integrados de energía y clima está llamado a crear 150.000 nuevos puestos de trabajo, siempre que los gobiernos implementen sus planes correctamente. Si no lo hacen, y si no simplifican los procedimientos de obtención de autorizaciones para nuevos parques eólicos, perderemos empleos".

 

Más conclusiones

El estudio de WindEurope se ha detenido en el impacto del sector en las comunidades del Viejo Continente. Según la asociación, la energía eólica paga 5.000 millones de euros en impuestos cada año, "a menudo directamente a administraciones locales de zonas deprimidas". Muchos parques eólicos -añade el estudio- también abonan pagos directos a comunidades u organizaciones locales u ofrecen otro tipo de beneficios en especie (en materia de becas, formación, inversiones ambientales). Según el estudio, en muchos casos, además, las propias comunidades participan en la propiedad de parques eólicos.

Giles Dickson: "los ciudadanos y las comunidades son el eje central de la transición energética. Y la energía eólica desempeña en ese marco un papel clave. El viento trae recursos a las áreas rurales. Muchos ayuntamientos europeos obtienen más del 10% de sus presupuestos de los parques eólicos que hay en sus términos municipales".

El informe «Wind Energy and economic recovery in Europe – How wind energy will put communities at the heart of the European recovery» recoge catorce ejemplos de cómo se benefician de la energía eólica comunidades locales. Entre ellos los hay referidos a comunidades holandesas que están participando en la repotenciación de parques; otros que están facilitando una salida a la transición justa en determinadas zonas de Alemania; o una iniciativa eólica británica de la que ha surgido un fondo para luchar contra el Covid19.

 

Fuente: Energías renovables