Factor

Energías limpias, parte del discurso final de Obama

lunes, 16 de enero de 2017 | Mitigación

Quedan pocos días para que Barack Obama deje la presidencia de Estados Unidos. Hemos podido escuchar su discurso de despedida en el que alerta sobre las amenazas a la democracia y también palabras emotivas tanto para sus colaboradores como para su familia, pero hay un tema que el aún mandatario no quiso dejar pasar: se trata de su convicción de que el cambio de modelo energético es irreversible en todo el mundo y cómo el apoyo de la ciencia en la economía serán factores relevantes para la toma de decisiones en el futuro.

Esto lo dio a conocer a través de su artículo “The irreversible momentum of clean energy”, publicado el pasado viernes en Science, la revista científica de mayor prestigio de Estados Unidos.

“Las evidencias económicas y científicas me hacen confiar en que se mantendrá la tendencia hacia la economía basada en la energía limpia que ha emergido durante mi presidencia, y que las oportunidades económicas para que nuestro país se sume a ella no harán más que crecer”, se lee en el artículo.

El aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero y el incremento en las temperaturas tienen consecuencias tan relevantes como deforestación, desertización, inundaciones, huracanes, sequía, entre otros fenómenos que afectarían la vida de los humanos.

México fue el primer país en desarrollo en anunciar sus compromisos voluntarios para la reducción de 25% de emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero, pero sin duda lo que países como Estados Unidos hagan sobre este tema repercutirá severamente a nivel mundial.

Sobre el tema, Obama lanzó un mensaje claro: “Sabemos desde hace tiempo, basándonos en registros científicos masivos, que es urgente mitigar el cambio climático, no podemos ignorarlo. En los últimos años también hemos visto que el argumento económico para la acción —y contra la inacción— es igual de claro: el mercado de la energía limpia está creciendo y la tendencia puede prolongarse independientemente de las políticas federales a corto plazo”.

Aunque el nuevo mandatario generará sus propias ideas, Obama aseguró que “la ciencia y la economía más recientes proporcionan una útil guía sobre lo que traerá el futuro”.

 

Fuente: El Economista