Factor

España aprueba 57 medidas para cumplir con los objetivos de reducción de la contaminación que marca la UE

jueves, 03 de octubre de 2019 | Mitigación

El Gobierno se ha marcado como objetivo reducir el uso de vehículos privados en entornos urbanos un 35% de aquí a 2030 y, para conseguirlo pondrá en marcha medidas de fomento del teletrabajo, vehículo compartido, transporte público colectivo y medios de transporte no motorizados. Así lo recoge el borrador del primer Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica (PNCCA), cuyo texto definitivo fue aprobado en Consejo de Ministros el pasado viernes, que incluye 57 medidas dirigidas a todos los sectores contaminantes.

Según explica el Ministerio de Transición Ecológica, las nuevas medidas se plantean para poder cumplir con los objetivos establecidos para España por la Directiva de Techos Nacionales de Emisión para 2030. Esta directiva obliga a los estados miembros a aprobar un Programa Nacional de Control de la Contaminación con medidas adicionales a las ya establecidas, ya que se constató que, con las políticas existentes, el objetivo de reducción de emisiones contaminantes no se iba a cumplir.

Las 57 medidas contempladas en el PNCCA están agrupadas por sectores de actividad en ocho paquetes sectoriales (mix energético, transporte, industria, eficiencia energética en industria manufacturera y en el sector residencial y comercial, generación y gestión de residuos, agricultura y ganadería) y cinco destinados a mejorar la situación con visión de futuro de los compuestos orgánicos persistentes.

Definición de Zonas de Bajas Emisiones en ciudades en 2023

En materia de transporte se establecen medidas para reducir emisiones en el transporte por carretera, ferrocarril, aviación y marítimo. El borrador del PNCCA, que se sometió a consulta pública el pasado mes de abril, incluye entre estas medidas la introducción de biocombustibles avanzados en el trasporte por carretera, aéreo y marítimo, la promoción de un cambio modal a modos de transporte más eficientes y el desarrollo de Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y Planes de Transporte al Trabajo (PTT). En estos planes se incluirán de manera generalizada a partir de 2023 la delimitación de zonas centrales con acceso limitado a los vehículos más contaminantes y la definición de Zonas de Bajas Emisiones (ZBU).

También se establecen medidas para un uso más eficiente de los medios de transporte especialmente en los transportes por carretera y en el sector del ferrocarril. La renovación del parque automovilístico, el impulso del vehículo eléctrico y de los puntos de recarga de combustibles alternativos completan las medidas relativas al transporte.

Según informa el ministerio, el PNCCA establece sus medidas en consonancia con las políticas nacionales de calidad del aire y con las políticas establecidas en el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 remitido a la Comisión Europea el pasado mes de febrero. Ahora, el programa debe remitirse a la Comisión Europea y a la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

Techos de emisiones que debe cumplir España

La directiva de Techos fijó compromisos nacionales para cada Estado miembro. Los porcentajes de reducción para España en 2030 (con respecto al año 2005) son de un 88% para el dióxido de azufre (SO2); un 62% para el óxido de nitrógeno, un 39% para compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM), un 16% para el amoníaco (NH3) y un 50% para partículas finas (PM2,5).

Según el Ministerio de Transición Ecológica, las medidas propuestas en el PNCCA permitirán alcanzar en 2020 los objetivos de reducción de todos los contaminantes y, para el año 2030, permitirán cumplir los objetivos de cuatro de los contaminantes (SO2, NOx, NH3 y PM2,5), con reducciones del 92% para el dióxido de azufre, 66% para los óxidos de nitrógeno, 21% para el amoníaco y 50% para las partículas finas.

En cuanto a los compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM) no se alcanzaría el objetivo (la reducción se quedaría en el 30%) puesto que estas emisiones están mayoritariamente ligadas a factores de consumo doméstico (con una previsible tendencia creciente), por lo que harían falta medidas adicionales, algunas ya señaladas en el propio Programa.

 

Fuente: Smart City