Factor

España, el sexto país más atractivo del mundo para invertir en renovables

jueves, 10 de diciembre de 2020 | Mitigación

 

España figura como el sexto mercado más atractivo para invertir en energías renovables en el informe Climascopio 2020 que analiza la inversión extranjera en energías renovables en países emergentes y que, por primera vez,  incluye información de 29 países desarrollados.

La clasificación la lidera Chile, que ya ocupaba el segundo lugar en la clasificiación del año pasado, con una puntuación de 2,85, mientras que España es sexta con 2,59 puntos. 

El informe destaca que el  panorama para el crecimiento de la energía renovable en las economías en desarrollo era excepcionalmente prometedor en 2019. La capacidad de generación de energía en plantas solares llegó a 325 gigavatios (GW), frente a apenas 1GW una década antes. La inversión eólica alcanzó una cifra récord de 89.000 millones de dólares destinados a construir proyectos en 30 mercados emergentes, tanto en tierra como en alta mar.

La competitividad fundamental de costos de estas tecnologías limpias en comparación con sus rivales de combustibles fósiles fue uno de los factores que impulsó su crecimiento, y que influyó en los inversores  extranjeros. La inversión extranjera directa (FDI) total en apoyo de las energías renovables estableció un nuevo récord de 32.000 millones en 2019, frente a un máximo anterior de 24.000 millones de dólares en 2018. La gran mayoría–84%–del total de 2019 provino de desarrolladores de proyectos internacionales, compañías eléctricas, bancos comerciales y otras fuentes privadas.

Luego llegó la Pandemia. Si bien el Covid-19 ha afectado a casi todos los sectores de la economía mundial, el efecto en los mercados emergentes ha sido particularmente grave. Para mantener sus economías a flote, los gobiernos en varios de estos mercados han impulsado el gasto y, a su vez, han aumentado el endeudamiento, viendo cómo sus monedas se devalúan y sus ratings de deuda soberana se rebajan. Lo que había sido un fuerte flujo de inversión en energía limpia desde el extranjero se ha ido agotando, ya que muchos inversores están buscando oportunidades domésticas más seguras.

Esta historia en desarrollo se cuenta en detalle en el Climascopio 2020, su encuesta anual completa sobre la transición energética en los países en desarrollo. Este año, por primera vez, Climatescope también incluye datos sobre 29 países desarrollados.

Climatescope destaca un número de logros importantes que se alcanzaron en 2019, entre los que incluye:

  • Las economías emergentes representaron el 58% (144.000 millones de dólares) de los 249.000 millones en financiación de activos invertidos en capacidad de energía limpia a escala de servicios públicos en todo el mundo durante el año.
  • La presencia de la energía solar está dominando. Tres de cada 10 mercados emergentes instalaron más capacidad solar que de cualquier otra fuente en 2019. 69 mercados construyeron nuevas instalaciones solares a escala de servicios públicos o menores en 2019, financiados con más de $48.000 millones. La energía solar al final del 2019 era el 8% de la capacidad de generación de energía de los mercados emergentes y el 2% de la generación. Actualmente, 95 mercados tienen al menos 10 megavatios (MW) de energía solar instalada.
  • China continental e India siguieron siendo los mayores mercados emergentes para la inversión en energía limpia. Los dos representaron US$94 mil millones de nuevas inversiones en energía eólica y solar a escala de servicios públicos y 76GW instalados en energía eólica y solar en 2019 (las cifras de capacidad incluyen financiación para instalaciones a escala de servicios públicos y para energía solar a pequeña escala).
  • Por primera vez, las energías renovables (incluyendo las hidroeléctricas) representaron la mayoría de la nueva capacidad añadida en los otros 106 mercados emergentes (excluyendo China continental e India). La construcción de generadoras a gas cayó a su nivel más bajo en estos mercados desde 2014, con sólo 17GW agregados.

Si bien el Climascopio no contiene datos completos de 2020, los primeros indicios sugieren que los trastornos relacionados con la pandemia han desacelerado los flujos de inversión en energía limpia en los mercados emergentes y están dando motivos a los inversores para hacer una pausa. Por primera vez desde 2016 se han registrado trimestres con flujos de capital hacia los mercados desarrollados superiores a los flujos hacia mercados en desarrollo. Si bien el Covid-19 no es de ninguna manera el único factor en juego en estas cifras, la pendiente y la consistencia de la caída hasta por tres trimestres de 2020 sugieren que las cifras del año completo bajarán considerablemente en comparación con 2019.

 

Fuente: El periódico de la energía