Factor

España, lanzada a liderar la revolución del hidrógeno verde

jueves, 19 de noviembre de 2020 | Mitigación

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, inaugura este jueves la jornada «Hidrógeno Renovable: una oportunidad para España», uno de los vectores en que el Gobierno, que calcula que la economía del hidrógeno podría movilizar 8.900 millones en España hasta 2030, quiere apoyar la recuperación económica.

En la jornada estarán hasta cuatro ministros del Gobierno que preside Pedro Sánchez, los titulares de Transición Ecológica, Teresa Ribera; de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; de Industria, Reyes Maroto, y de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, además del vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans, y la comisaria europea de Energía, Kadri Simson.

El Gobierno presentó en octubre la Hoja de Ruta del Hidrógeno, que fija como objetivo que España cuente en 2030 con 4 gigavatios (GW) de potencia instalada de electrolizadores, utilizados en la electrolisis por la que se transforma el agua en moléculas de gases de hidrógeno usando electricidad producida por renovables.

El hidrógeno no es una fuente primaria de energía, como el sol o el viento, sino un vector, un producto manufacturado que es capaz de almacenar energía para posteriormente liberarla de forma gradual y, si se emplean energías renovables en su fabricación, tiene la consideración de hidrógeno verde o renovable.

La Hoja de Ruta prevé que un 25 % del consumo de hidrógeno por la industria sea renovable, así como la implantación de hidrogeneras, trenes y vehículos de transporte pesado propulsados por este producto.

España quiere contar para 2030 con una flota de, al menos, 150 autobuses, 5.000 vehículos ligeros y pesados, y dos líneas de trenes comerciales propulsados con hidrógeno renovable.

Asimismo, se prevé la implantación de una red con un mínimo de 100 hidrogeneras y el uso de maquinaria de ‘handling’ o servicios en tierra para aviones propulsada con hidrógeno en los cinco primeros puertos y aeropuertos del país.

Incluye, asimismo, medidas para propiciar el desarrollo nacional de electrolizadores de grandes potencias (100 MW) y para impulsar su fabricación en masa, de forma que España pueda convertirse en un exportador de hidrógeno renovable al resto de Europa.

Y es que, según ha explicado este miércoles Teresa Ribera en declaraciones a la prensa, España tiene una posición de ventaja comparativa con otros países europeos por sus capacidades logísticas para el transporte por barco del hidrógeno.

Para Ribera, la mejor opción, desde el punto de vista de la sostenibilidad y las aportaciones en términos de reducción de costes y aprovechamiento en el proceso de descarbonización, está asociada a la producción de hidrógeno a partir de energías renovables como la solar, la eólica terrestre y la marina.

Según la ministra, en España ya hay grupos de investigación e industriales que trabajan en soluciones de movilidad ferroviaria, portuaria-marítima, transporte pesado de mercancías usando hidrógeno.

 

Fuente: El periódico de la energía