Factor

España prevén que el 34% de su generación energética provenga de energía eólica para 2030

martes, 29 de octubre de 2019 | Mitigación

En España, la energía eólica representa cerca del 19% del consumo eléctrico, y los planes estatales prevén alcanzar el 34% en el 2030, es decir, una década antes que la media mundial. De cumplirse dichos planes, se convertiría en la principal fuente de generación de electricidad.
Detrás de estas cifras se esconde una importante apuesta en innovación tecnológica, que ha hecho posible el aumento de la eficiencia y la reducción de costes. Desde 1990, el tamaño de los aerogeneradores y los factores de capacidad se han triplicado, mientras que los costes de generación se han reducido en un 65%.

“En estos momentos es más rentable construir un parque eólico que una central térmica”, afirma Juan Virgilio Márquez, director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Lejos de haber tocado techo, Virgilio Márquez señala que “todavía le queda mucho por decir al sector, con aerogeneradores aún más grandes y potentes y plantas de generación más eficientes”.

Para que la energía eólica llegue a suministrar el 34% de la demanda de electricidad, como está previsto en los planes del Gobierno español, es necesario “duplicar el parque de generación, pasar de los actuales 24.000 megavatios instalados a 50.000 megavatios en el año 2030”, señala José María González Moya, director general de la Asociación de Energías Renovables (Appa). En este sentido, González Moya advierte que “en el último año se han puesto en marcha 550 megavatios de los 4.600 megavatios de las subastas energéticas de los años 2016 y 2017, con lo que de momento estamos lejos de cumplir con los planes estatales”.

Las torres de los aerogeneradores son cada vez más altas y más potentes. Pero no sólo por ello es una energía renovable de altos vuelos. Su papel en el suministro de electricidad podría ser nueve veces mayor en el año 2040, hasta suministrar alrededor del 34% de la demanda mundial de electricidad (frente al 4% actual), según un reciente estudio sobre esta fuente energética.

En cuanto al parque ya existente, más de 8.000 megavatios han superado los 15 años de vida útil y unos 2.000 megavatios están próximos a superarlos, con lo que se podría decir que el sector ha llegado a su madurez 20 años después del arranque de los primeros parques eólicos en el país. 20 años es precisamente el tiempo de garantía ofrecido por los fabricantes, aunque su vida útil real puede ser de una década más, señala el director general de la AEE.

Llegado a este punto, hay dos opciones, según los expertos consultados: alargar su vida útil invirtiendo en mantenimiento o bien optar por la repotenciación, que consiste en cambiar los aerogeneradores viejos por otros nuevos y de mayor potencia. El responsable de Appa afirma que, “en general, los parques españoles están bien conservados y son menos los casos en los que se opta por la repotenciación por su mayor complejidad y los pocos incentivos existentes”.

Alcanzar los objetivos en materia de generación supondría también un empuje para el conjunto de la economía. González Moya estima que se doblarían los puestos de trabajo relacionados con el sector, hasta los 50.000, mientras que estudios pronostican un crecimiento adicional del PIB del 0,3%.

 

Fuente: reve