Factor

España producirá energía fotovoltaica a un coste próximo a cero en la década de 2030

viernes, 12 de junio de 2020 | Mitigación

 

A pesar del impacto devastador de COVID-19, durante los meses de abril y mayo, las energías renovables continuaron batiendo récords, según el informe ‘Las energías renovables continúan batiendo récords a pesar del COVID-19‘, realizado por el Instituto de Análisis Económico y Financiero de la Energía (IEEFA), en el que el autor da réplica al último informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), particularmente negativo en cuanto a las expectativas de inversión en las tecnologías renovables, y en el que se augura que España producirá energía fotovoltaica a un coste próximo a cero en la década de 2030.

El autor del trabajo y director de estudios de financiación de energía de IEEFA en Asia del Sur, Tim Buckley,destaca que uno de los impactos más relevantes de COVID-19 ha sido el colapso de los tipos de interés en los mercados desarrollados mundiales. «Para la energía solar, el precio requerido es una función directa del recurso solar, el costo de capital de la instalación y la tasa de rendimiento requerida para la deuda», dice Buckley.

Y como dice en su trabajo, con la importante caída en el costo de capital de la energía solar, impulsada por una caída del 20% en los costos de los módulos solares en el último año, y la disminución de los costes de financiación, los dos insumos más importantes en la tarifa solar han caído enormemente en relación a hace dos años.

Así, el informe apunta que durante los meses de abril y mayo se han visto desarrollos en varios proyectos importantes de energía renovable. Por ejemplo, California, que ha adjudicado siete proyectos por un total de 770MW de almacenamiento en baterías.

A medida que los costos de baterías y renovables continúen disminuyendo, IEEFA prevé mayores riesgos de cierre para los activos térmicos. Como era de esperar, el capital disponible ha seguido restringiéndose a este tipo de activos, habiéndose registrado seis nuevos anuncios de cerrar el grifo de la financiación al carbón por parte de instituciones financieras de relevancia mundial durante abril y mayo, siendo ya 37 los bancos e instituciones de crédito que lo han hecho hasta la fecha.

«A pesar de, o tal vez en reconocimiento de, la pandemia mundial, abril y mayo de 2020 han visto que el impulso global hacia la transición energética continúa a buen ritmo», dice Buckley.

Frente a los malos augurios de la AIE, IEEFA espera que los costos de generación de la energía renovable variable (VRE) con cero emisiones estén cerca de cero para 2030-2040 en muchas zonas con recursos de alta calidad a nivel mundial como Arizona , España , Rajasthan y el norte de Queensland, lo que acelerará las soluciones de almacenamiento, incluida la hidroeléctrica de bombeo; las baterías de ion-litio; los proyectos de hidrógeno renovable y otras soluciones que incluyen respuesta a la demanda, interconexiones de la red y plantas pico de respaldo de la red alimentadas con gas.

Buckley lo tiene tan claro, que no se corta cuando afirma que “IEEFA también espera que la Agencia Internacional de Energía (AIE) continúe siendo sorprendida cada año durante la próxima década por la velocidad de la deflación continua impulsada por la tecnología y, por lo tanto, las altas tasas de absorción de energía renovable, vehículos eléctricos y almacenamiento en baterías, como lo ha sido, cada año, durante la última década”.

 

Fuente: El periódico de la energía