Factor

España retiró 932 MW de carbón del sistema eléctrico en 2016

miércoles, 08 de febrero de 2017 | Mitigación

España retiró de manera definitiva cinco grupos térmicos de carbón en España en el año 2016: Elcogás, Puertollano, Soto de Ribera II, Narcea I y Compostilla II. Esta retirada supone un descenso del 8,5 % de la potencia instalada procedente del carbón con respecto al año anterior.

Precisamente, según los últimos datos de Red Eléctrica Española, en el año 2016 se ha producido un descenso de la producción de electricidad con carbón, después de que en los años 2014 y 2015 aumentara considerablemente la producción de energía con este combustible, según un comunicado del IIDMA.

En el mismo, celebran la retirada de estos 932 MW de carbón y recuerdan que la quema de esta materia prima es la principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero, no sólo de dióxido de carbono (CO2) sino también de otros contaminantes como los óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2) y partículas que resultan muy perjudiciales tanto para la salud como para el medio ambiente. De hecho, este combustible generó alrededor del 56% de las emisiones de CO2 del sector eléctrico en España en el año 2016, aseguran.

Quedan 10.004, 27 MW de carbón

Celebramos la retirada de estos 932 MW de carbón en el año 2016 pues representa un paso en la lucha contra el cambio climático. Pero aún es necesaria la retirada progresiva y planificada de los restantes 10.004, 27 MW de las centrales térmicas de carbón españolas a más tardar en 2025, como condición necesaria para que España pueda cumplir con los objetivos del Acuerdo de París” declara Ana Barreira, directora del Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA).

El comunicado explica que la mayoría de las centrales de carbón españolas están sujetas a un plan, el Plan Nacional Transitorio, que les permite emitir por encima de los niveles de contaminantes NOx, SO2 y partículas, establecidos en la Directiva de Emisiones Industriales (DEI) hasta junio de 2020, fecha en la que deberán estar listas las modificaciones necesarias para poder cumplir con los valores límite de emisión de la DEI o cerrar sus puertas. Este plan, aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministros el pasado 25 de noviembre, incluye el listado de instalaciones acogidas al mismo.

El Plan Nacional Transitorio

De acuerdo con dicho plan, estas centrales deben respetar unos techos globales de emisión de contaminantes que se calculan en función de las instalaciones que están incluidas. Entre estas instalaciones se encuentra el grupo 2 de Compostilla. Sin embargo, este grupo había sido clausurado con anterioridad a la aprobación de dicho plan por el Consejo de Ministros. Este descuido podría dar lugar a una elevación artificial de los techos de emisión de contaminantes, permitiendo a las demás centrales emitir mucho más de lo legalmente establecido” apunta Carlota Ruiz, Abogada de IIDMA.

 

 

Fuente: Energy News