Factor

España se estanca en el uso de energías renovables

viernes, 17 de marzo de 2017 | Mitigación

La utilización de fuentes limpias de energía tuvo un aumento solamente de 0,01% entre el 2014 y 2015, lo que representa algo poco significativo.

El consumo final bruto de energía en 2015 procedente de fuentes limpias fue casi el mismo que el año anterior, según los datos definitivos difundidos este martes por Eurostat de toda la UE. En 2014, ese porcentaje fue del 16,14% y en 2015 se quedó en el 16,15%.

La llamada biomasa salvó  los datos de España, ya que en el caso de la generación de electricidad en 2015 se produjo un descenso en el uso de fuentes limpias. España además no forma parte del grupo de los 11 países aventajados que ya han cumplido con sus compromisos europeos para 2020.

Dentro de ese año el 20% de la energía que se consume en España deberá ser renovable, cuatro puntos más que ahora.

Todos los datos sobre consumo de renovables de Eurostat se basan en tres componentes: la energía limpia usada en la generación de electricidad, la empleada en el transporte y la utilizada en calefacción y refrigeración.

Dentro del primer apartado, el referido a la electricidad, en 2015 España redujo su porcentaje de renovables respecto al ejercicio anterior: pasó del 37,8% al 36,9%. “La producción bruta de electricidad renovable se ha congelado, mientras que ha aumentado el consumo total de electricidad”, explican fuentes de Eurostat.

Dentro del segundo apartado, el transporte, el único aporte nuevo fue el de los pocos coches eléctricos que circulan por el país. Aunque España es un país con un uso alto de biocarburantes en el transporte, su aporte al balance de uso de fuentes limpias es inexistente.

El problema actual reside en que España no ha podido certificar hasta ahora la sostenibilidad de la biogasolinas y biodiésel que emplea.

Con respecto a los datos globales de España se mantuvieron igual que en 2014 gracias al sector de calefacción y refrigeración, donde creció la cuota de fuentes limpias del 15,75% al 16,78%. “La razón principal es un aumento de 2014 a 2015 del consumo declarado de biocombustibles renovables en la industria (biomasa)”, apuntaron fuentes oficiales.

En cuanto al objetivo principal para el año 2020, el vigente  Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER) recoge un compromiso que supera ligeramente la meta del 20% fijada por la directiva europea: plantea llegar al 20,8% de fuentes limpias dentro de tres años.

 

 

Fuente: Segundo Enfoque