Factor

Esto es lo que invirtió cada país en renovables el año pasado

jueves, 25 de enero de 2018 | Mitigación

Como cada año, Bloomberg New Energy Finance hace un seguimiento de las inversiones en renovables a lo largo y ancho del mundo. La inversión global en 2017 alcanzó los 333.500 millones de dólares, lo que supone un incremento del 3% respecto a 2016, y la segunda cifra más alta de la historia. Desde 2010 el mundo lleva invertidos en renovables la friolera de 2,5 billones de dólares.

Un extraordinario auge de las instalaciones fotovoltaicas hizo de 2017 un año récord para la inversión de energías limpias en China. Lo que eclipsó avances en la inversión en Australia y México, y también caídas, como las sufridas en Japón, Reino Unido y Alemania. Son todos datos de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), basados en su base de datos de proyectos.

Según Jon Moore, director ejecutivo de BNEF, “el total de 2017 es aún más notable si se considera que los costes de capital de la tecnología líder, la solar, continúan disminuyendo drásticamente. Los sistemas fotovoltaicos de gran escala fueron aproximadamente un 25% más baratos por megavatio el año pasado que hace dos años”. El dato es para repetirlo: en un solo año el descenso de costes de la fotovoltaica alcanzó el 25%. No es fácil encontrar nada comparable.

La inversión solar a nivel mundial ascendió a 160.800 millones de dólares en 2017, un 18% más que el año anterior a pesar de esas reducciones de costes. Poco más de la mitad de ese total mundial, 86.500 millones, se gastó en China, que invirtió un 58% más que en 2016, con un estimado de 53 GW de nueva capacidad fotovoltaica instalada en 2017 (30 GW en 2016). Justin Wu, jefe de Asia-Pacífico para BNEF, explica que “China instaló aproximadamente 20 GW más de capacidad solar en 2017 de lo que pronosticamos. Esto sucedió por dos razones principales. En primer lugar, a pesar de la creciente carga de subsidios y el empeoramiento del vertido de energía, los reguladores de China, bajo presión de la industria, no fueron capaces de frenar la construcción de proyectos de gran escala fuera de las cuotas gubernamentales asignadas. Los desarrolladores de estos proyectos asumen que se les asignará un subsidio en los próximos años”.

“Y en segundo lugar, el coste de energía solar continúa cayendo en China, y crece el número de proyectos que se están implementando en azoteas, parques industriales o en otras instalaciones locales. Estos sistemas no están limitados por la cuota gubernamental. Grandes consumidores de energía en China están ahora instalando paneles solares para satisfacer su propia demanda, con un subsidio premium mínimo”.

Inversión por país
En síntesis, las inversiones chinas en todas las tecnologías limpias fueron de 132.600 millones de dólares, un 24% más, alcanzando un nuevo récord. El siguiente país con mayores inversiones fue Estados Unidos, con 56.900 millones, un 1% más que en 2016 a pesar de que la administración Trump ha adoptado un tono menos amistoso hacia las renovables. Los grandes proyectos eólicos y solares llevaron a Australia a un incremento de 150%, llegando a un récord de 9.000 millones, y en el caso de México a un incremento de 516% con 6.200 de millones. Por otro lado, Japón experimentó una caída del 16%, con 23.400 millones, mientras que Alemania bajó un 26%, hasta los 14.600 millones y el Reino Unido un 56%, con 10.300 millones ante los cambios en el apoyo a las políticas de renovables. Europa, en su conjunto, invirtió 57.400 millones, un 26% menos comparando con el año anterior.

China: 132,600 millones, un 24% más en comparación con 2016
Estados Unidos: 56.900 millones, un 1% más
Japón: 23.400 millones, un 16% menos
Alemania: 14.600 millones, 26% menos
India: 11.000 millones, 20% menos
Reino Unido: 10.300 millones, 56% menos
Australia: 9.000 millones, 150% más
México: 6.200 millones, 516% más
Brasil: 6.200 millones, 10% más
Francia: 5.000 millones, 15% más
Suecia: 4.000 millones, 109% más
Países Bajos: 3.500 millones, 30% más
Canadá: 3.300 millones, 45% más
Corea del Sur: 2.900 millones, 14% más
Egipto: 2.600 millones, 495% más
Italia: 2.500 millones, 15% más
Turquía: 2.300 millones, 8% menos
Emiratos Árabes Unidos: 2.200 millones, 23 veces más
Noruega: 2.000 millones, 12% menos
Argentina: 1.800 millones, 777% más
Suiza: 1.700 millones, 10% menos
Chile: 1.500 millones, 55% más
Austria: 1.200 millones, 4% más
España: 1.100 millones, 36% más
Taiwán: 1.000 millones, 6% menos
Indonesia: 1.000 millones, 71% más
 

Inversión por sectores
La energía solar lidera el camino. Atrajo 160.800 millones, equivalente al 48% de la inversión total global en energías limpias. Los dos mayores proyectos solares que obtuvieron el visto bueno el año pasado son de los Emiratos Árabes Unidos.

La eólica fue el segundo sector con mayores inversiones, con un valor de 107.200 millones. Esto representa una reducción de 12% frente a los niveles de 2016, pero hubo proyectos récord financiados tanto nacional como internacionalmente. 

El tercer sector más grande fue el de las tecnologías de energía inteligente, donde la financiación de activos de contadores inteligentes y almacenamiento de batería, junto con la recaudación de capital por empresas especializadas en redes inteligentes, eficiencia, almacenamiento y vehículos eléctricos, alcanzó 48.800 millones en 2017, un incremento de 7% sobre el año anterior y el más alto de todos los tiempos.

Los sectores restantes quedaron muy atrás, con biomasa y conversión de residuos en energía con una caída de 36%, con 4.700 millones; biocombustibles con una reducción de 3% con 2.000 millones: minihidráulica, con un 14% menos, con 3.400 millones; servicios bajos en carbono, 4% menos con 4.800 millones; energía geotérmica, que cayó un 34% hasta los 1.600 millones; y energía marina, que disminuyó un 14%, quedando con 156 millones. El total de inversión en energía limpia excluye proyectos hidroeléctricos de más de 50 MW. Sin embargo, para comparar, las decisiones de inversión final en grandes hidroeléctricas probablemente hayan supuesto  entre 40 y 50.000 millones en 2017.

Las estimaciones preliminares de BNEF son que en 2017 empezaron a operar 160 GW de capacidad de generación con energía limpia (excluyendo grandes centrales hidroeléctricas): 98 GW con energía solar; 56 GW con eólica; la biomasa y los residuos aportaron 3 GW; la minihidráulica 2,7 GW; la geotérmica,  700 MW; y las energías marinas, menos de 10 MW.

Inversión por categoría
Al dividir el total de inversiones por tipo de acuerdos, la categoría dominante, como siempre, fue la financiación de activos de proyectos de gran escala, más de 1 MW. Fueron más de 216.100 millones. Los proyectos a pequeña escala de menos de 1 MW atrajeron 49.400 millones, un aumento de 15%, gracias en gran parte al aumento de la instalación en China. El aumento de capital por parte de compañías especializadas de energía limpia en los mercados públicos ascendió a 8.700 millones, un 26% menos que el año previo. 

El financiamiento de activos de tecnologías inteligentes para el mercado de energía fue de 21.600 millones de dólares, un aumento de 36% gracias a la mayor instalación de medidores inteligentes y baterías de iones de litio para el almacenamiento de energía. La investigación corporativa y el desarrollo en energía limpia aumentaron 11% hasta 22.100 millones, y la I+D del gobierno estuvo casi nivelada en 14.500 millones de dólares.
 

Nuevas inversiones en energía por sector (miles de millones)

Nota: La energía limpia cubre las energías renovables, excluyendo las grandes hidroeléctricas, además de las tecnologías inteligentes de energía tales como la eficiencia, la respuesta a la demanda, el almacenamiento y los vehículos eléctricos.

Inversiones por años
Las cifras anuales de BNEF para los últimos años, revisadas en esta ronda, son:

61.700 millones en 2004
88.000 en 2005
129.800 en 2006
182.200 en 2007
205.200 en 2008
206.800 en 2009
276.100 en 2010
324.000 en 2011
290.700 en 2012
268.600 en 2013
321.300 en 2014
360.300 en 2015
324.600 en 2016
333.500 millones en 2017
 

Las cifras de 2016 reflejan una revisión significativa, debido a la llegada de nuevos datos sobre energía solar y eólica de China y sobre I+D corporativa global.

Gastos por adquisiciones
Las cifras que se muestran anteriormente están relacionadas con nuevas inversiones captadas por el sector de las energías limpias. BNEF también mide el flujo de efectivo, de acuerdo a la forma en que las organizaciones compran y venden proyectos de renovables y compañías, además del refinanciamiento de deuda de proyectos existentes.

Esta actividad de adquisición ascendió a 127.900 millones en 2017, un 4% más que el año anterior y la más alta hasta la fecha. Las adquisiciones y el refinanciamiento de proyectos de renovables aumentaron un 14% hasta una cifra récord de 87.200 millones, mientras que las fusiones y adquisiciones corporativas de empresas especializadas en energía limpia cayeron un 51%, hasta los 17.500 millones de dólares. Las salidas de los inversores del mercado público llegaron a 7.400 millones, un 8% menos, y las compras de capital privado alcanzaron un máximo histórico de 15.800 millones, seis veces más que el año anterior. 

Abraham Louw, analista de economía de energía limpia en BNEF, explica que “es notable que la actividad de adquisición en energías limpias ha sido superior a 100.000 millones en cada uno de los últimos tres años. El hecho de que la generación de activos en particular, se encuentre en una demanda creciente por parte de los compradores, es un signo de un sector que está madurando”.

 

 

Fuente: Energías-Renovables