Factor

Estos son los números clave del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima

martes, 26 de febrero de 2019 | Mitigación

El borrador de Plan Nacional Integrado de Energía y Clima que aprobó el viernes pasado el Consejo de Ministros (y que el Gobierno va a enviar a Bruselas) prevé para el año 2030 una potencia total instalada en el sector eléctrico de 157 gigavatios (GW), de los que 50 serán eólicos (hoy hay 23). Además, habrá 37 gigas de potencia solar fotovoltaica (hoy hay menos de 6); 27 de ciclos combinados de gas (los que hay ahora); 16 de potencia hidráulica (hoy son 19); 8 de bombeo; 7 de solar termoeléctrica (hoy son 2,3); y tres gigavatios de potencia nuclear (hoy hay 7), así como cantidades menores de otras tecnologías.

El Consejo de Ministros aprobó el viernes, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), la remisión a la Comisión Europea del borrador del Plan Nacional Integrado (PNI) de Energía y Clima 2021-2030. Este texto (que han de entregar todos los Estados miembro para que la Unión Europea pueda planificar el cumplimiento de sus objetivos en materia de cambio climático en coherencia con el Acuerdo de París) define (1) los objetivos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, (2) la incorporación de energías renovables y (3) medidas de eficiencia energética (entre otras varias cuestiones). El PNI de Energía y Clima inicia ahora un periodo de información pública en España. Asimismo, la Comisión Europea y España, como Estado miembro, arrancan un proceso estructurado de diálogo que culminará con la aprobación definitiva del plan a finales del presente año. El borrador del PNI tiene 286 páginas. El Ministerio ha colgado en su sitio (miteco.gob.es) una Nota Resumen Explicativa del Plan, nota que extractamos a continuación.

El Plan Nacional Integrado (PNI) de Energía y Clima 2021-2030, que viene a ser una especie de hoja de ruta para la próxima década, "ha sido diseñado en coherencia -explica el Gobierno- con la neutralidad de emisiones a la que aspiramos en 2050 y desde un punto de vista coste eficiente". El Plan Nacional Integrado, el anteproyecto de Ley de Cambio Climático (del que ayer tomó nota el Consejo de Ministros) y la Estrategia de Transición Justa (presentada también ayer) "son los tres pilares esenciales -explica el Ejecutivo- cuyo efecto suma garantiza que España cuente con un marco estratégico estable y certero para la descarbonización de su economía". Esos tres documentos configuran el Marco Estratégico de Energía y Clima. En palabras del Gobierno, constituyen "el marco estratégico que facilita una transformación de la economía española en la que el país ganará en prosperidad, seguridad energética, generación de empleo industrial, innovación, salud, desarrollo tecnológico y justicia social, acompañando a los colectivos más vulnerables".

El PNI de Energía y Clima es la hoja de ruta que ha de conducir al siguiente escenario
• 21% de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) respecto a 1990.
• 42% de renovables sobre el consumo total de energía final, para toda la UE.
• 39,6% de mejora de la eficiencia energética.
• 74% renovable en la generación eléctrica.
En 2050 el objetivo es alcanzar la neutralidad climática con la reducción de al menos un 90% de nuestras emisiones de GEI y en coherencia con la Estrategia Europea. Además de alcanzar un sistema eléctrico 100% renovable en 2050.

Emisiones de gases de efecto invernadero
Las medidas contempladas en el Plan permiten lograr una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 21%. Esto supone pasar de los 340,2 millones de toneladas de CO2 equivalente (MtCO2-eq) emitidos al finalizar el año 2017, a los 226,7 MtCO2-eq en 2030. Los sectores difusos (residencial, transporte, agricultura, residuos, gases fluorados e industria no sujeta al comercio de emisiones) contribuyen con una reducción en 2030 del 38% respecto a los niveles del año 2005, mientras que los sectores sujetos al comercio de derechos de emisión lo hagan con una reducción del 60% con respecto a 2005 (año base de los objetivos Europeos). Los sectores de la economía que, en cifras absolutas, reducen más emisiones en el período del Plan son los de generación eléctrica (44 MtCO2-eq), movilidad y transporte (28 MtCO2-eq), a los que se suman industria (combustión) y residencial, comercial e institucional, con reducciones adicionales de 7 MtCO2-eq cada uno de ellos. Esos cuatro sectores considerados de forma conjunta representan el 86% de la reducción de emisiones que tiene lugar en el período 2021-2030. 

Principales magnitudes del plan
1. El consumo de energía primaria se reduce en un 39,6% en 2030 respecto al escenario tendencial de la UE.

2. La intensidad energética primaria (la cantidad de energía primaria consumida en el país, dividida por el PIB) se reduce un 37% entre 2015-2030.

3. La dependencia energética del exterior mejora 15 puntos porcentuales, pasando del 74% en 2017 al 59% en 2030, lo que además de fortalecer la seguridad energética nacional tendrá un impacto muy favorable sobre la balanza comercial de nuestro país.

4. La importación de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas) entre el presente y el año 2030 disminuye en unidades físicas un 29%. Esto ayuda a que en el escenario objetivo se ahorren de forma acumulada más de 75.000 M€ en importaciones de combustibles fósiles respecto del escenario tendencial.

5. La presencia de las energías renovables sobre el uso final de la energía en el conjunto de la economía llega al 42% en 2030 (desde el 17% actual). Este valor se obtiene como resultado combinado de la presencia de renovables eléctricas, las renovables térmicas en los diferentes sectores de la economía, y como consecuencia de la disminución de la cantidad de energía final por la implementación de los programas de ahorro y eficiencia previstos en el Plan.

6. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima prevé para el año 2030 una potencia total instalada en el sector eléctrico de 157 GW, de los que 50 GW serán energía eólica; 37 GW solar fotovoltaica; 27 GW ciclos combinados de gas; 16 GW hidráulica; 8 GW bombeo; 7 GW solar termoeléctrica; y 3 GW nuclear, así como cantidades menores de otras tecnologías.

Impactos económicos y sobre la salud del PNIEC 2021-2030
1. La inversión total que va a movilizar el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, 2021-2030, se estima en 236.000 millones de euros a lo largo de esa década. El 80% de las inversiones se realizarán por parte del sector privado y el 20% por el sector público.

2. Según el estudio de evaluación de impacto, el PIB (respecto al escenario sin Plan) aumentaría entre 19.300 y 25.100 millones de euros al año a lo largo de la década, lo que representa un aumento del 1,8% en 2030.

3. El impacto sobre el empleo (respecto al escenario sin Plan) sería de 250.000- 364.000 empleos netos (empleo anual constante), lo que representa un aumento del 1,7% en 2030.

4. El impacto positivo del PNIEC sobre el sistema energía-clima se refleja también en su dimensión de I+D y tejido industrial nacional.

5. El PNIEC dedica especial atención al fenómeno de la pobreza energética, abordándolo desde una perspectiva integral y con visión de largo plazo.

6. El efecto de las medidas previstas en el Plan es progresivo, favoreciendo en mayor medida a los hogares de menor renta y, especialmente, a los colectivos vulnerables.

7. Los co-beneficios para la salud del Plan Nacional han sido estimados en una reducción en el número de muertes prematuras debidas a la contaminación atmosférica de 2.222 muertes menos en el año 2030 respecto al escenario tendencial. Esto implica pasar de 8.951 a 6.729 muertes prematuras en el objetivo respecto del tendencial, una reducción del 25% [rango entre 17-36%].

Objetivos y resultados del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, 2021-2030 en el sector eléctrico
La economía se electrifica con mayor intensidad gracias a las medidas introducidas en el plan. En el escenario objetivo, el consumo de electricidad crece un 7% en la década, frente a un 3% del tendencial. El consumo final de electricidad pasa de representar un 24% del mix de energía final en 2015 al 27% en 2030.

En el año 2030 el Plan Nacional Integrado prevé una potencia total instalada en el sector eléctrico de 157.000 MW (105.100 en la actualidad), de los que 50.258 serán energía eólica, 36.882 solar fotovoltaica, 27.146 centrales de ciclo combinado de gas, 24.133 hidráulica y bombeo y 7.303 solar termoeléctrica, por citar sólo las más relevantes.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima prevé añadir otros 57 GW de potencia renovable y 6 GW de almacenamiento (3,5 GW de bombeo y 2,5 GW de baterías), con una presencia equilibrada de las diferentes tecnologías renovables.

El nivel de penetración de energías renovables en el sector de la generación eléctrica alcanza en 2030 el 74%, desde el aproximadamente 38-40% actual.

La generación eléctrica prevista para el año 2030 es de 337.448 GWh. Las principales contribuciones a dicha generación provienen de las siguientes fuentes: la eólica aporta 116.110 GWh; la solar fotovoltaica 66.373; la hidráulica, 29.045; la nuclear 24.800, los ciclos combinados, 34.922, por citar sólo las aportaciones más relevantes.

No es necesaria la presencia de potencia de generación de respaldo adicional de centrales de gas para cubrir los periodos de baja generación renovable.

El sector eléctrico presenta una reducción de emisiones de un 70% entre los años 2017 y 2030. Es el sector de la economía que lidera la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

La inversión total requerida para la transformación del sector eléctrico (renovables y redes) sobrepasa los 125.000 millones de euros a lo largo de la década 2021-2030. Incluye las inversiones en tecnologías renovables y en la ampliación y modernización de las redes de transporte y distribución. Esa inversión será realizada mayoritariamente por el sector privado.

 

 

Fuente: Energías-Renovables