Factor

Francia aumentará el gasto en energías renovables a un récord de 6.000 millones de euros en el presupuesto de 2021

lunes, 21 de septiembre de 2020 | Mitigación

 

En Francia, el apoyo del gobierno a las energías renovables aumentará en un 25% en el próximo presupuesto de 2021 para superar la cifra récord de 6.000 millones de euros, según ha anunciado el Ministerio de Transición Ecológica del país.

La inyección financiera se alineará con la hoja de ruta energética a largo plazo del gobierno, publicada en abril de este año, que tiene como objetivo la diversificación del mix energético del país, la descarbonización de los sistemas de calefacción y transporte y las medidas de eficiencia energética.

Para 2028, la segunda economía más grande de la Unión Europea quiere duplicar la capacidad instalada de electricidad renovable hasta 113 GW, en comparación con 2017. La hoja de ruta del gobierno estableció que la energía eólica terrestre generará hasta 34,7 GW, la energía eólica marina 6,2 GW, la energía solar 44 GW y la energía hidroeléctrica 26,7 GW. Mientras tanto, 14 reactores nucleares en el país estarán cerrados para 2035.

El país pudo vislumbrar un mix de energía más diversificado durante la caída de la demanda causada por los cierres relacionados con el coronavirus. “La crisis sanitaria ha demostrado la capacidad de las energías renovables para contribuir a nuestra seguridad del suministro eléctrico y su resiliencia. En algunos días de primavera aportaron más del 35% de la producción eléctrica total, sin que se notara dificultad en la estabilidad del sistema eléctrico en su conjunto”, dijo el gobierno.

Al mismo tiempo, la incorporación de nueva energía verde se ha vuelto más barata. “Gracias al apoyo que se les ha brindado y a su rápido desarrollo, las energías renovables son cada vez más competitivas: los precios de soporte de la energía solar fotovoltaica han caído un 40% en los últimos cinco años, los de la energía eólica terrestre han experimentado un descenso del 20% en los últimos tres años”, dijo el Ministerio de Transición Ecológica.

 

Fuente: El periódico de la energía