Factor

Francia y España firman un acuerdo sobre combustibles sostenibles en la aviación

miércoles, 17 de marzo de 2021 | Mitigación

 

En el marco de la XXVI Cumbre Bilateral entre Francia y España, las ministras de Transición Ecológica, Barbara Pompili y Teresa Ribera, han firmado un memorándum de entendimiento sobre combustibles sostenibles en el sector de la aviación y han acordado acelerar la cooperación en materia de interconexiones eléctricas. Entre esos combustibles alternativos se encuentran los biocarburantes. La Asociación de Líneas Aéreas apoya el memorándum para “acelerar el camino hacia la descarbonización del sector aéreo”.

Hace años que la industria de la aviación decidió llamarlos combustibles sostenibles para la aviación, en general, pero a día de hoy los biocarburantes son los únicos totalmente disponibles para sustituir a los combustibles fósiles en el transporte aéreo. Por el contrario, la ambigüedad del término permite que en algunos documentos de la Organización de las Naciones Unidos para la Aviación Civil Internacional (OACI) se incluyan "combustibles de aviación de bajo carbono basados en fósiles”.

El memorándum de entendimiento sobre combustibles sostenibles en el sector de la aviación entre Francia y España ha sido firmado también por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). Según la nota de prensa del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco),”el objetivo último es facilitar el impulso de iniciativas y consorcios industriales para el abastecimiento conjunto de combustibles sostenibles para aviación en ambos países y de otros mercados de la Unión Europea”.

La manera de alcanzar dicho objetivo se basa en “el fortalecimiento de asociaciones con el sector privado, entidades de investigación académica y la promoción de iniciativas de coordinación, incluida la facilitación y apoyo para el intercambio de acciones y buenas prácticas entre la Hoja de Ruta para Biocombustibles Aeronáuticos Sostenibles en el Transporte Aéreo Francés y la estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada en España”.

“Papel preponderante” para biocarburantes, combustibles sintéticos, hidrógeno y biogás
En dicha estrategia, elaborada por el Mitma, sí se habla expresamente de biocarburantes (no en la europea), al igual que en la hoja de ruta francesa. En concreto se dice que “a corto y medio plazo los biocarburantes sostenibles, los combustibles sintéticos avanzados, el hidrógeno limpio –producido con energías renovables–y el gas natural, en particular el biogás, deberán tener un papel preponderante en la transición energética”.

La estrategia habla de que, al igual que en el transporte por carretera, se deben establecer “obligaciones de suministro de biocarburantes y otros combustibles renovables de origen no biológico en los transportes ferroviario, aéreo y marítimo, lo que debe ir acompañado de un sistema de certificación de su sostenibilidad y un programa de incentivos”. La futura ley de cambio climático y transición energética prevé establecer dichos objetivos objetivos anuales de suministro en el transporte aéreo, con especial énfasis en los avanzados.

Combustibles que no impacten sobre la biodiversidad y acentúen la deforestación
El memorándum firmado entre Francia y España pone especial énfasis en la importancia de “alcanzar los objetivos de energías renovables y velar por la sostenibilidad en la producción de los combustibles, para que no conlleven un impacto sobre la biodiversidad, no acentúen los riesgos de deforestación ni de competencia con cultivos dedicados a la alimentación y no comprometan los objetivos europeos en materia de reciclaje y preparación para la reutilización”.

La Asociación de Líneas Aéreas española (ALA) ha emitido un comunicado dando el apoyo al memorándum. Su presidente, Javier Gándara, afirma que “supone un paso adelante en el desarrollo de los combustibles de aviación sostenible, y en la creación de un mercado” que espera que facilite su implementación y uso por las compañías aéreas y “acelerar así el camino hacia la descarbonización del sector aéreo”.

Esfuerzos por reducir las emisiones de la aviación
Gándara añade que “las compañías aéreas llevamos años explorando las oportunidades que ofrecen estos combustibles y otras tecnologías para reducir la huella de carbono de la aviación, pero es imprescindible el apoyo de los gobiernos para favorecer esa transición”. A pesar de todo, hace dos años la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) emitió un informe en el que afirmaba que no se cumplirá con el pronóstico de la plataforma European Advanced Biofuels Flightpath de llegar a 2020 con dos millones de toneladas de biocarburantes, esencialmente avanzados, en los aviones.

El comunicado de ALA afirma que “en la actualidad el sector aéreo está explorando otras opciones más allá de los combustibles sostenibles que posibiliten reducir su huella de carbono, como los proyectos de compensación de carbono, el uso del hidrógeno en la aviación, el avión eléctrico o híbrido, además de medidas económicas como el comercio de derechos de emisión”. Desde ONG ecologistas se pide que además de las referidas se introduzca otra imprescindible: la drástica reducción del número de vuelos.

“8.000 megavatios de capacidad de intercambio de la península ibérica con Centroeuropa”
El mermorándum forma parte de la declaración conjunta salida de la cumbre entre Francia y España por la que se comprometen “a cooperar para reafirmar el liderazgo climático de la Unión Europea, avanzar hacia la neutralidad climática en 2050, impulsar una transición energética verde, equitativa y ambiciosa y renovar la ambición internacional en favor de la biodiversidad, la prevención de la desertificación y la conservación de los océanos”.

Ambos países manifiestan su “apoyo a la rápida implementación de todas las disposiciones del Acuerdo de París y dan la bienvenida al regreso de Estados Unidos para fortalecer la respuesta global a la amenaza del cambio climático y continuar los esfuerzos para limitar el aumento de la temperatura media a 1,5 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales, como recomienda la ciencia”.

En el ámbito energético las ministras Ribera y Pompili han abordado “el compromiso alcanzado recientemente por los operadores del sistema eléctrico en España y Francia (REE y RTE) para acelerar la cooperación en materia de interconexiones, de forma que se impulse la construcción del nuevo enlace submarino por el Golfo de Vizcaya y se produzca el avance objetivo de los proyectos de las interconexiones transpirenaicas para alcanzar, al menos, 8.000 megavatios de capacidad de intercambio de la península ibérica con Centroeuropa”.

 

Fuente: Energías renovables