Factor

Fuerte ascenso de España en el ranking de los países más afectados por el cambio climático

jueves, 05 de diciembre de 2019 | Adaptación

 

El resultado de las negociaciones que tienen lugar estas semanas en Madrid se reflejará en el futuro de millones de personas. Los expertos advierten que mantener el calentamiento global por debajo de 1,5º significa reducir la frecuencia e intensidad de fenómenos meteorológicos extremos, como olas de calor, tormentas, sequías e inundaciones. Catástrofes naturales que tienen efectos especialmente severos en los países más pobres y vulnerables, pero que también están afectando cada vez más a las economías más grandes.

España en particular es uno de los países en los que los daños causados por fenómenos climáticos extremos más se han agravado en los últimos años, de acuerdo con el Índice de Riesgo Climático Global (IRC), presentado este miércoles en Madrid. Este informe anual, elaborado por la Germanwatch, clasifica a los países según su vulnerabilidad a los eventos climáticos extremos.

Este año España ocupa el número 38 del ranking, lo que supone un importante salto respecto al año anterior (47). "Ese ascenso se debe principalmente a las fuertes lluvias, tormentas e inundaciones que tuvieron lugar en octubre en la parte oriental de la península y en las Islas Baleares", señala David Eckstein, uno de los autores del documento.

En una segunda clasificación recogida en el informe, que tiene en cuenta los registros acumulados de los últimos 10 años, España pasa del puesto 34 al 29, lo que confirma una tendencia hacia una mayor vulnerabilidad. En este sentido la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ya adelantó en 2017 que las olas de calor, inundaciones, sequías y tormentas serían cada vez más frecuentes e intensas en todo el continente y señalaba especialmente a los países del sur como "punto crítico", al ser una de las zonas que sufrirá con más intensidad las consecuencias del cambio climático.

"El índice muestra que el cambio climático tiene un impacto desastroso en países pobres como Haití, Filipinas o Pakistán, que se ven afectados repetidamente por fenómenos meteorológicos extremos y que no tienen tiempo para recuperarse totalmente" explica Eckstein, "pero también causa daños cada vez más graves en países industrializados".

En 2018 Japón fue uno de los países más afectados, en pérdidas humanas y materiales: de acuerdo con el informe casi 1.300 personas murieron por causas relacionadas con los fenómenos climáticos extremos, con daños materiales por valor 35.800 millones de dólares. Alemania, que sufrió severas olas de calor, también se encuentra entre los diez países más afectados.

Las olas de calor fueron, precisamente, una de los principales fuentes de daños en 2018. Esta semana el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial afirmaba que los períodos de temperaturas extremas son ahora hasta 100 veces más probables que hace un siglo. Y los expertos de Germanwatch recuerdan que, debido a la falta de datos, los efectos de este tipo de eventos en el continente africano pueden estar infrarrepresentados.

 

MECANISMOS DE FINANCIACIÓN

"Los datos subrayan la importancia de contar con mecanismos de apoyo financiero fiables para los países pobres", reclama Eckstein, "no sólo para la adaptación al cambio climático, sino también para hacer frente a las pérdidas y los daños provocados por el clima". El apoyo financiero para las pérdidas causadas por el clima ocupa, por primera vez, un lugar prioritario en la agenda en la cumbre en Madrid.

Los países más vulnerables reclaman un acuerdo que permita sostener de manera concreta -con financiación y medios- a los que más están sufriendo los efectos del calentamiento global. "Las personas y los países más pobres son los más afectados por los impactos del cambio climático porque carecen de la capacidad financiera y técnica para hacer frente a las pérdidas y los daños", añade Laura Schaefer, coautora del informe.

Los expertos recuerdan que siete de los diez países más afectados por el cambio climático en las últimas dos décadas son estados en desarrollo con ingresos per cápita bajos o medios más bajos. En concreto, Puerto Rico, Myanmar y Haití fueron los más castigados si atendemos a los datos agregados del periodo 1999-2018. En los últimos 20 años, casi 500.000 víctimas mortales en todo el mundo han estado directamente relacionadas con más de 12.000 fenómenos meteorológicos extremos, con daños económicos que ascendieron a aproximadamente 3,54 billones de dólares.

 

Fuente: El Mundo