Factor

Histórico ‘sorpasso’ de los vehículos electrificados a los de diésel en Europa

viernes, 06 de noviembre de 2020 | Mitigación

 

2020 ha sido un año turbulento para el mercado del automóvil a nivel mundial, y particularmente en Europa. Aunque las matriculaciones de automóviles cayeron un 29% durante los primeros nueve meses del año, a 8,54 millones de unidades, hay señales claras de que Europa está lista para una revolución eléctrica. De hecho, según las últimas cifras de septiembre de 2020, esta revolución ya ha comenzado.

Los datos para 27 mercados en Europa muestran que el número total de automóviles electrificados registrados en septiembre (que incluyen híbridos enchufables, híbridos completos e híbridos suaves) fue mayor que el número de registros de automóviles diésel. Por primera vez en la era moderna, los vehículos de combustible alternativo vendieron más que uno de los dos tipos de motor de combustión interna (ICE). Esto marca un cambio significativo: hace solo cinco años, los automóviles diésel eran un jugador dominante en Europa.

Si bien en general el mercado registró un tímido crecimiento de un mero 1,2% en septiembre, a casi 1,3 millones de turismos, la combinación por tipo de combustible indica grandes diferencias en las tasas de crecimiento. La demanda de automóviles de gasolina y diésel muestra caídas de dos dígitos en comparación con septiembre de 2019, mientras que el volumen de vehículos eléctricos aumentó en un 139% a 327,800 unidades, un récord en términos de volumen y participación de mercado. Esta es la primera vez que los vehículos eléctricos superan la marca de las 300.000 unidades mensuales, y solo la segunda vez que representan más del 20% de los registros.

Al mismo tiempo, la cuota de mercado del diésel registró un mínimo histórico, de solo el 24,8% en septiembre. Hace exactamente una década, los coches diésel representaban el 50% de las matriculaciones, mientras que la cuota de mercado de los vehículos eléctricos era inferior al 1%.

Felipe Muñoz, analista global comentó: “El cambio de los ICE a los vehículos eléctricos finalmente se está produciendo. Aunque esto se debe en gran parte a las políticas y los incentivos gubernamentales, los consumidores ahora también están preparados para adoptar estas nuevas tecnologías».

 

Fuente: El periódico de la energía