Factor

Industria solar china podría quedar libre de subsidios en 2021

viernes, 24 de mayo de 2019 | Mitigación

La industria solar de China podría quedar libre de subsidios en unos años, mientras el país intenta revitalizar su sector fotovoltaico luego de que el gobierno anunció en 2018 un plan para reducir su sistema de subsidios, consideraron hoy expertos del sector.

Se espera que la industria solar se convierta en un mercado sin subsidios a partir de 2021, según el periódico China Daily, que citó un análisis de la industria solar de China publicado por Asia Europe Clean Energy (Solar) Advisory.

El gobierno chino ha definido una serie de políticas este año, buscando eliminar los obstáculos que han impedido la escalada de proyectos fotovoltaicos sin subsidios en el mercado chino, el mayor de energía solar en el mundo, informó el diario, citado por la agencia Xinhua.

La Administración Nacional de Energía de China (NEA, por sus siglas en inglés) anunció en abril planes para impulsar el desarrollo de nuevos proyectos de energía solar sin subsidios a través del apoyo a determinadas políticas.

Se espera que estos nuevos proyectos se desarrollen sin la necesidad de subsidios gubernamentales, lo que, a su juicio, guiará al mercado en una nueva dirección, hacia energías renovables, según el informe.

Según la NEA, los proyectos piloto sin subsidios, comisionados para 2020, pueden disfrutar de acuerdos de compra de energía a 20 años con precios fijos y máxima prioridad de envío, garantizados por las compañías de la red.

La generación de energía solar registró un crecimiento interanual muy rápido, de 12.9 por ciento, en el primer trimestre de 2019, en contraste con el 4.2 por ciento que crece al año este tipo de energía en China, indicó la Oficina Nacional de Estadística.

Las empresas fotovoltaicas chinas han sido estimuladas a buscar más oportunidades en el extranjero en los últimos años, especialmente en los países y regiones que participan en la Iniciativa de la Franja y la Ruta, dijo Lin Boqiang, director del centro de investigación de economía energética de China en la Universidad de Xiamen. 

 

 

Fuente: 20 minutos