Factor

Investigan el cambio climático en austral Cabo de Hornos

miércoles, 18 de enero de 2017 | Mitigación

El austral Cabo de Hornos, distante tres mil 600 kilómetros al sur de Santiago, se convirtió en un nuevo polo de investigación sobre el cambio climático y en una estación más de la red internacional que investiga el fenómeno en el mundo. El ecólogo del Programa de Conservación Biocultural Subantártica, Ricardo Rozzi, dijo en una conferencia de la Fundación Imagen de Chile que la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos (RBCH) tiene condiciones geográficas únicas que le otorgan un gran valor en materia de cambio climático. Explicó que el Cabo de Hornos, en el extremo sur de América, está ubicado en una zona denominada “la cumbre austral del continente americano” porque “en cuanto a latitud es el área más extrema del hemisferio sur, comparable con el Everest, que es la montaña más alta del mundo”. “Otra peculiaridad es que la Reserva es la única zona terrestre dentro de esta zona latitudinal, ya que el 98 por ciento restante es mar, por lo que los estudios realizados en la misma zona del hemisferio norte no son replicables puesto que allí más del 50 por ciento es tierra, lo que genera cambios de temperatura muy distintos durante el año”, precisó Rozzi. Añadió que, “debido a sus condiciones prístinas, elevado nivel de oxígeno, nutrientes y biodiversidad marina, los bosques de kelp de la Reserva Cabo de Hornos están entre los ecosistemas más productivos del mundo y sus fotosíntesis capturan el CO2 de la atmósfera almacenándolo en lo que se conoce como el ‘carbón azul’”. Indicó que los ecosistemas costeros del Cabo de Hornos son un “receptáculo clave” para mitigar el CO2 del calentamiento global y recordó que el 2000 se creó el Programa de Conservación Biocultural Subantártica, el que impulsa la instalación de los dos nuevos sitios de monitoreo de cambio climático en la isla Hornos y Diego Ramírez. Aquellas se sumarán a la estación de Parque Omora, en la Isla Navarino, que funciona desde 2000 y que ya forma parte de una red internacional que incluye cinco subredes en 43 países de los cinco continentes para medir el cambio climático en el planeta.

Fuente: 20minutos