Factor

Japón aumenta a 3.000 millones de dólares las inversiones en energía renovable

martes, 03 de mayo de 2016 | Mitigación

La Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, en sus siglas en inglés) invertirá 3.000 millones de dólares en proyectos de energía renovable y eficiencia energética en Latinoamérica y el Caribe, anunció hoy el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La inversión es fruto de un nuevo acuerdo entre el BID y JICA que amplía el programa de Cofinanciación para Energía Renovable y Eficiencia Energética (CORE) que fue creado en 2012 por las dos instituciones para mitigar los efectos del cambio climático en la región.

El acuerdo fue firmado hoy por el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y el vicepresidente de JICA, Hidetoshi Irigaki, durante la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo que se desarrolla hasta mañana en la capital de Bahamas, Nassau.

Inicialmente, el programa estableció un objetivo de inversión de 300 millones de dólares en 2012, cantidad que posteriormente se amplió a 1.000 millones de dólares en 2014.

El acuerdo anunciado hoy aumenta la cifra hasta 3.000 millones de dólares y extiende la vida del programa hasta abril de 2021.

Hasta el momento, el programa ha destinado a la región 800 millones de dólares de JICA, que son avalados por préstamos del BID.

El acuerdo también crea la Iniciativa de Calidad de Infraestructura de Japón (JQI), el primer mecanismo de préstamo del BID insertado en un acuerdo de cofinanciación.

Según el BID, el establecimiento por parte del Gobierno japonés de una jerarquía de infraestructuras avanzará el objetivo de las autoridades de Tokio de promover las infraestructuras de calidad en la región.

"Japón es un valioso socio con el que hemos trabajado mucho para poner sostenibilidad al frente de nuestras operaciones. Latinoamérica y el Caribe tienen enormes necesidades de energía e infraestructura y creemos que el programa ayudará a asegurar que estas inversiones logran el mayor impacto positivo", indicó Moreno en un comunicado.

Por su parte, Manabu Sakai, ministro de Estado para Finanzas de Japón, señaló: "Creemos que la expansión del programa puede servir como vehículo para acelerar el establecimiento de infraestructuras de calidad en Latinoamérica y el Caribe".

Sakai añadió que Japón quiere "seguir transfiriendo su tecnología y experiencia a la región como forma de avanzar en el desarrollo sustentable".

Japón fue el primer país asiático que se unió al BID, en 1976, y ha contribuido con más de 5.000 millones de dólares a los recursos financieros de la institución y otros 3.500 millones de dólares al aumento de capital del banco.

 

FUENTE: negocios.com