Factor

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático llamó a no favorecer “viejos modelos de crecimiento y desarrollo”

martes, 20 de septiembre de 2016 | Mitigación

La secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, llamó hoy a los Gobiernos a no favorecer “viejos modelos de crecimiento y desarrollo” basados en los combustibles fósiles, altamente contaminantes para el medio ambiente.

En un artículo, Espinosa se mostró convencida de que el éxito de los acuerdos alcanzados en París dependerá del liderazgo político e instó a abandonar con urgencia cualquier tipo de “tratamiento desigual que favorezca” a esos viejos modelos.

Los acuerdos suscritos sobre el medio ambiente, continuó, exigen una reducción sin precedentes de los gases de efectos invernadero en los próximos quince años y grandes esfuerzos para apoyar a las sociedades afectadas por el cambio climático.

“La tasa de progresión actual no llevará al éxito”, subrayó tras recordar que el objetivo marcado es que el aumento de la temperatura media mundial se sitúe muy por debajo de los 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales y avanzar para limitarlo a 1,5 grados.

En esa transformación será clave el modo en el que los Gobiernos nacionales integren en su agenda la acción climática, pero Espinosa recordó que también es esencial “abrir el apetito del sector privado para financiarla” en favor del medio ambiente.

En este contexto, subrayó la importancia de ofrecer a bancos y empresas garantías e incentivos para movilizar las “decenas de billones” que en estos momentos permanecen inmóviles en sus balances, con casi nulas tasas de interés, a la espera de proyectos que puedan financiar con rendimientos concretos.

A su juicio, la generación actual se encuentra en una encrucijada única: “somos la primera que puede poner fin a la pobreza, pero la última que puede actuar para evitar el peligroso cambio climático que pondría en riesgo el bienestar universal”.

 

 

Fuente: La Prensa