Factor

La Covid-19 podría aplazar la nueva cumbre del clima a finales de 2021

jueves, 28 de mayo de 2020 | Mitigación

 

La pandemia de la Covid-19 retrasará la celebración de la cumbre mundial del clima (COP- 26) a finales de 2021, un año más tarde de la fecha inicialmente prevista, según una propuesta del gobierno británico que debe ser estudiada por el organismo de la ONU responsable de este importante encuentro (continuación del celebrado accidentalmente el pasado mes de diciembre en Madrid).

La COP26 o Cumbre de Glasgow (Escocia, Reino Unido) estaba programada para los días 9 al 18 de noviembre de este 2020 pero pasado 1 de abril la secretaria del Convenio de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el gobierno del Reino Unido comunicaron el acuerdo de posponer este encuentro internacional hasta el año 2021.

Este acuerdo de principios no fijaba un calendario pero diversas fuentes habían indicado que la reunión podría ser programada para la primavera de 2021.

 

Negociación e incertidumbre

La incertidumbre sanitaria y política provocada por la pandemia ha provocado ahora que el gobierno británico proponga que la COP26 se celebre del 1 al 12 de noviembre de 2021, según una carta del de la Oficina del Gabinete del Primer Ministro del Reino Unido dirigida a la oficina en Reino Unido de la UNFCCC (?Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. La carta de propuesta ha sido difundida por medios ingleses.

La carta difundida ahora no confirma si la cumbre reprogramada tendría lugar en Glasgow, Escocia, como se había planeado previamente.

Tampoco dice si la reprogramación significaría retrasar la siguiente cumbre climática anual de la ONU (COP27), que debía tener lugar en África a fines de 2021.

Se ha indicado que cualquier decisión sobre una nueva fecha recae en última instancia en el organismo climático de la ONU, que se reúne el jueves para discutir la propuesta de Gran Bretaña.

La COP26 se presenta como una reunión de gran importancia debido a que, entre muchos otros motivos, los compromisos adoptados por la mayoría de países firmantes del Acuerdo de París sobre reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero se muestran ahora del todo insuficientes para alcanzar niveles de calentamiento (por debajo de 1,5 grados respecto a la era preindustrial) que los científicos consideran “seguro”, para evitar grandes catastrofes climáticas.

La pandemia de la Covid-19 está dificultado la negociación climática, ya de por sí compleja, y atrasando la adoptación de posible propuestas de progreso, como queda en evidencia con la actual propuesta de aplazamiento del encuentro previsto en Glasgow.

 

Fuente: La Vanguardia