Factor

La crisis climática deja huella en la laguna seca de Aculeo en Chile

viernes, 19 de julio de 2019 | Adaptación

Lo que hace menos de diez años era un oasis de agua del que disfrutaban los ciudadanos de Santiago como lugar de recreo y dispersión, hoy es un lugar lleno de terrones de arena resecos que cubren ahora la superficie.

La laguna de Aculeo se secó definitivamente en mayo de 2018 y donde antes abundaban las embarcaciones, las canoas y los deportes náuticos, ahora pastan caballos y vacas entre los juncos resecos que perecen al sol ante la falta de agua.

Tras seis meses de trabajo analizando el caso, expertos de la Universidad de Chile corroboraron que la desaparición de la laguna de Aculeo se explica porque las precipitaciones de la última década (2010-2018) son aproximadamente 38 % menores que el promedio histórico.

“Es una situación bien preocupante porque de acuerdo a todas las proyecciones de cambio climático, lo que está ocurriendo ahora con este patrón de precipitación no se espera que se vaya a revertir. Se espera que continúe en el tiempo”, señaló la profesora de la facultad de Ciencias Forestales de la Universidad de Chile Pilar Barría.

La laguna de Aculeo, que antaño fueron 1.210 hectáreas de agua que se alimentaba de las lluvias estacionales que discurrían desde las montañas que la rodean, ahora es un desierto agrietado con reminiscencias náuticas que recuerdan un pasado húmedo que no hay certeza de que pueda volver.

Menos lluvias en Chile

“Todas las proyecciones climáticas tienen incertidumbre. Puede ser que en uno o dos años más comience a llover, pero si nos basamos en los modelos de cambio climático se muestra que las proyecciones indican que esto sería la nueva normalidad. Se proyecta que Chile tenga menos precipitación hacia mediados y finales de siglo”, afirmó la catedrática.

Aculeo no es un caso único ni en Chile ni a nivel mundial, pero sí podría ser un ejemplo claro de las últimas consecuencias del cambio climático.

“Es parte de un fenómeno global que se puede ver en otras formas en latitudes similares, no solamente en Chile central, sino que se observa también en el sureste y suroeste de Australia, o en el hemisferio norte también”, agregó Barría.

La sequía de la laguna es un ejemplo perfecto para explicar la situación que vive el centro de Chile, que cada vez se reseca más por los efectos del calentamiento global y la falta de actualización de los criterios de consumo y uso de los recursos hídricos.

 

 

Fuente: EFEverde