Factor

La energía renovable crecerá en el mundo un 50% en los próximos cinco años impulsada por la fotovoltaica

lunes, 16 de marzo de 2020 | Adaptación

 

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la capacidad global de energía renovable aumentará en un 50% en cinco años, impulsada por las instalaciones solares fotovoltaicas en hogares, edificios e industria.

La capacidad de energía total basada en renovables aumentará en 1,2 teravatios (TW) para 2024 desde los 2,5 TW el año pasado, equivalente a la capacidad de energía actual instalada total de los Estados Unidos.

La energía solar fotovoltaica representará casi el 60% de este crecimiento y la energía eólica terrestre el 25%, mostró el informe anual de la AIE sobre energías renovables globales.

Se espera que la participación de las energías renovables en la generación de energía aumente al 30% en 2024 desde el 26% actual.

La caída de los costes tecnológicos y las políticas gubernamentales más efectivas han ayudado a impulsar los pronósticos más altos para el despliegue de capacidad renovable desde el informe del año pasado, según el estudio.

«Las energías renovables ya son la segunda fuente de electricidad más grande del mundo, pero su despliegue aún necesita acelerarse si queremos alcanzar objetivos a largo plazo de clima, calidad del aire y acceso a la energía», ha dicho Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE.

«A medida que los costes continúen bajando, tenemos un incentivo creciente para acelerar el despliegue de la energía solar fotovoltaica», ha añadido.

El coste de generar electricidad a partir de energía solar fotovoltaica distribuida y autoconsumo (sistemas fotovoltaicos en hogares, edificios comerciales e industria) ya está por debajo de los precios minoristas de electricidad en la mayoría de los países.

Se espera que los costes de generación de energía solar fotovoltaica disminuyan entre un 15 y un 35% más para 2024, haciendo que la tecnología sea más atractiva para la elección.

Sin embargo, se necesitan reformas de políticas e incentivos para garantizar que el crecimiento de la fotovoltaica sea sostenible y evitar la interrupción de los mercados de electricidad y los mayores costes de energía, según el informe.

 

Fuente: El Periódico de la Energía