Factor

La eólica y la solar fotovoltaica baten todos los récords en China en 2020

jueves, 21 de enero de 2021 | Mitigación

 

China añadió casi 72 gigavatios de energía eólica en 2020, más del doble del récord anterior, y unos 48 gigavatios de energía solar, la mayor cantidad desde 2017. Asimismo, sumó 13 gigavatios de energía hidroeléctrica, según datos oficiales de la Administración china de Energía, que, sin embargo, algunos analistas cuestionan.

La información la aporta la Administración Nacional de Energía de China (NEA) en un comunicado emitido este miércoles, el récord anterior en el país asiático en cuanto a nueva capacidad de energías renovables en todas las tecnologías fue de unos 83 gigavatios en 2017.

Pero, a algunos analistas les sorprenden estas altas cifras, en especial las relacionadas con las instalaciones eólicas y solares, inesperadamente elevadas, sobre todo porque implican adiciones masivas en las últimas semanas de 2020. El Consejo de Electricidad de China había informado anteriormente de que, hasta finales de noviembre, China había instalado 24,6 gigavatios de energía eólica y 25,9 gigavatios de energía solar durante el año.

De acuerdo con Robin Xiao, analista, "ha sido una gran sorpresa ver instalaciones de energía eólica de 48 gigavatios en diciembre. Las instalaciones solares también superaron las expectativas, pero sobre bases más realistas".

"La fecha límite para algunos subsidios a la energía eólica y solar en tierra era el 31 de diciembre, y dado que los proyectos se retrasaron durante meses debido a la pandemia, pueden haber permitido a las instalaciones parcialmente completadas contar toda su capacidad", indica Xiao. Con "el telón de fondo de un desarrollo neutro en carbono, creo que el gobierno chino tenderá a adoptar normas relativamente relajadas para promover el desarrollo del sector", añade.

La noticia ha resultado, en cualquier caso, muy positiva para las empresas chinas de energía renovable, que llevan en la cresta de la ola desde que el presidente Xi Jinping anunció en septiembre pasado que el país aspiraba a ser neutro en emisiones de carbono para el año 2060. 

 

Fuente: El periódico de la energía