Factor

La Eurocámara pide al BCE que alinee sus políticas con el Acuerdo de París para el clima

jueves, 13 de febrero de 2020 | Mitigación


El pleno del Parlamento Europeo ha pedido este miércoles al Banco Central Europeo (BCE) que alinee sus políticas con los objetivos del Acuerdo de París para el clima y la lucha contra el cambio climático, así como ha acelerar sus esfuerzos para combatir el blanqueo de capitales y vigilar más de cerca las consecuencias de las criptodivisas.

En el informe anual aprobado por los eurodiputados con 452 votos a favor, 142 en contra y 33 abstenciones, la Eurocámara recomienda al instituto emisor que integre los principios medioambientales, sociales y de gobernanza en sus políticas.

También abogan por un rediseño del programa de compra de activos corporativos (CSPP, por sus siglas en inglés) para asegurar que apoya iniciativas medioambientales sostenibles.

Los eurodiputados lamentan que la emisión de bonos 'verdes' representa únicamente el 1% de todos los bonos denominados en euros, mientras que el 62,1% de los títulos de empresas adquiridos por el BCE están vinculados a sectores responsables del 58,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, el Parlamento Europeo invita al banco presidido por Christine Lagarde a "acelerar sus esfuerzos" en la lucha contra el blanqueo de capitales, evasión fiscal y "otras formas de crímenes financieros".

También remarcan la necesidad de vigilar "más de cerca" las llamadas criptodivisas y de que el BCE evalúe, junto con la Comisión Europea el marco legal vigente sobre dinero electrónico, instrumentos financieros y divisas y activos virtuales.

 

SEGUIR CON LOS ESTÍMULOS

A nivel general, los eurodiputados piden al BCE que siga expandiendo la oferta monetaria para impulsar la "ralentizada" economía comunitaria y el crecimiento. Sin embargo, remarcan que la política monetaria no puede conseguirlo sin apoyo y señalan que los gobiernos de la UE también deben aportar a través de sus propias políticas fiscales y reformas.

En la misma línea, la Eurocámara advierte de que los tipos de interés bajos o negativos tienen efectos "perjudiciales", como por ejemplo sobre los sistemas de pensiones y de seguro.

Del mismo modo, el informe subraya la importancia de que el BCE continúe con sus trabajos preparatorios para garantizar que los mercados financieros comunitarios siguen siendo estables tras la salida de Reino Unido del bloque.

Por último, los eurodiputados lamentan que el instituto emisor no haya incluido todavía los bonos griegos en su programa de compras de activos (PSPP) y han pedido al BCE que revise esta situación.

 

Fuente: europa press