Factor

La ICS compromete apoyo para reducción adicional de emisión de GEI

jueves, 13 de octubre de 2016 | Mitigación

Alrededor del 90% del comercio mundial se moviliza mediante la flota mercante, la  que es responsable de la emisión de aproximadamente un 2,2% del total mundial de gases de efecto invernadero (GEI).

Es por ello y en consideración al Acuerdo de París sobre el cambio climático que las asociaciones de armadores del mundo – representados por su asociación global, la International Chamber of Shipping (ICS)- han comprometido su apoyo para el desarrollo de un cronograma para una reducción adicional de la las emisiones de GEI del transporte marítimo.

La ICS ha afirmado que un compromiso de reducción de CO2 por parte del sector debe ser desarrollado tan pronto como sea posible, e impulsado por el organismo regulador de la industria a nivel global, la Organización Marítima Internacional (OMI).

El objetivo es avanzar sobre la base de las sustanciales reducciones de CO2 ya alcanzados por el sector mediante la normativa de reducción de CO2 de la OMI, que ya está en vigor en todo el mundo.

El presidente del ICS, Esben Poulsson, señaló: "El marítimo es el único sector industrial que ya tiene una normativa obligatoria de reducción global de CO2, aplicable a toda la flota mundial, y que es anterior por cuatro años al Acuerdo de París. (…) Datos a partir de 2014 muestran que el sector ha reducido sus emisiones totales de CO2 en más del 10% en tan sólo 5 años, pese al continuo el crecimiento en el comercio marítimo".

Poulsson añadió que "las normativas mandantes de la OMI, con fuerza de ley en todo el mundo desde 2013, harán que los buques en el futuro sean aún más eficientes y aquellos construidos a partir de 2025, serán al menos un 30% más eficientes que los entregados en la década de 2000. Es asombroso considerar que los buques más eficientes hoy en día sólo se queman 1 gramo de combustible por tonelada de carga transportada un kilómetro. Con naves más grandes, mejores motores, combustibles más limpios y medidas de eficacia operacional, tales como asistencia satelital para el manejo de la velocidad, estamos seguros de reducir las emisiones de CO2 por tonelada-kilómetro en un 50% para el año 2050".

“Se requiere de la OMI”

A pesar de su actual dependencia de los combustibles fósiles, los buques se han hecho mucho más eficientes. Pero la industria también requiere de la OMI para responder al reto de reducir las emisiones totales de CO2 del sector si la demanda del comercio marítimo sigue aumentando debido al crecimiento de la población y el desarrollo económico,  factores sobre los que la industria no tiene control.

El primer paso será un sistema de recolección de datos a nivel mundial sobre las emisiones de CO2  de los buques, que los Estados miembros de la OMI dejarán establecidos oficialmente este mes de octubre, con el apoyo total de la industria. El sistema debería estar plenamente operativo en 2018.

Pero la ICS afirma que, de la misma manera que los gobiernos en el marco del Acuerdo de París han dispuesto una Contribución Nacional Tentativa (INDC por su sigla en inglés) para reducir las emisiones totales de GEI por parte de sus economías, la OMI tiene que hacer algo similar en nombre de la industria del transporte marítimo internacional, a pesar de que se trata de un sector y no un país.

Al respecto, Esben Poulsson, explicó: "Queremos ver que los Estados miembros de la OMI, adopten un curso similar al de los gobiernos en París y que refleje el espíritu del Acuerdo. Esto ayudará a los Estados miembros de la OMI a demostrar su serio interés en edificar sobre los progresos obtenidos hasta ahora por la industria del transporte marítimo para reducir el CO2. Nuestra esperanza es que esto se puede hacer de una manera en que también sea aceptable para las naciones en desarrollo, cuyo apoyo será vital para que la OMI siga avanzando sobre una base global".

El Acuerdo de París sobre el cambio climático no hace referencia explícita al transporte internacional. Sin embargo, el Protocolo de Tokio sobre la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que todavía está en vigor, dejó en claro que tanto el sector marítimo y de aviación tienen la responsabilidad de reducir sus emisiones de GEI [La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), estableció el 7 de octubre octubre un sistema que establece un tope de emisiones y de compensaciones a fijarse en 2020].

La participación actual del transporte marítimo en las emisiones de CO2 en el mundo reflejan  del el enorme tamaño de una industria que moviliza 10.000 millones de toneladas de carga al año. Actualmente, alrededor de 70.000 buques transportan carga alrededor del mundo haciendo girar la economía, movilizando energía, alimentos, materias primas, así como la mayoría de los productos manufacturados del mundo.

 

 

Fuente: Mundo Maritimo