Factor

La OMM advierte que el calentamiento de los océanos alcanza niveles récord

miércoles, 24 de marzo de 2021 | Adaptación

 

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha advertido  que el calentamiento de los océanos ha alcanzado niveles récord y que "lo peor está por venir", ya que hasta 2100 el océano podría absorber mucho más calor que el ya absorbido durante el pasado medio siglo.

Los océanos han absorbido más del 90 % del exceso de calor del sistema climático. De aquí a 2100, el océano habrá absorbido entre dos y cuatro veces más calor que en los últimos 50 años si el nivel de las emisiones permite limitar el calentamiento global a 2 ºC, y entre cuatro y siete veces más si las emisiones son más elevadas, según el informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre el océano y la criosfera en un clima cambiante.

En las aguas oceánicas más cálidas, la mezcla entre capas de agua se reduce, y ello merma el suministro de oxígeno y nutrientes indispensable para la vida marina. En los últimos 40 años, el océano ha absorbido entre el 20 y el 30 % de las emisiones de dióxido de carbono fruto de la actividad humana, con la consiguiente acidificación de los océanos.

"Las repercusiones de esto durarán años: el océano tiene una memoria muy larga, incluso más que la atmósfera", ha destacado la portavoz de la OMM Clare Nullis en rueda de prensa.

El nivel del mar ha aumentado 15 centímetros en el siglo XX y seguirá haciéndolo por el deshielo de glaciares, lo que afectará al 40 % de la población mundial, que vive a 100 kilómetros de la costa.

Nullis ha expresado además su preocupación por las consecuencias que puede tener el deshielo en el tráfico marítimo en las aguas del Ártico, subrayando que "menos hielo no significa menos peligro", por lo que ha pedido a los gobiernos que tomen medidas para reducir estas tendencias. 

"El hielo se está derritiendo, y ello entraña profundas repercusiones para el resto del planeta que se manifiestan a través de cambios en las pautas meteorológicas y la aceleración de la subida del nivel del mar. En 2020, la extensión mínima anual de hielo marino en el Ártico fue una de las más bajas de las que se tiene constancia, y expuso a las comunidades polares a episodios atípicos de inundaciones costeras y a múltiples partes interesadas, como los sectores naviero y pesquero, a peligros causados por los hielos marinos", afirmó el profesor Taalas.

En 2020 las cálidas temperaturas oceánicas contribuyeron a alimentar una temporada de huracanes sin precedentes en el Atlántico y a que se formaran intensos ciclones tropicales en el océano Índico y en el sur del Pacífico. 

Cerca del 40 % de la población mundial vive a menos de 100 km de la costa, y por ello es imperioso proteger a las comunidades de los peligros costeros (como las olas, las mareas de tempestad y la subida del nivel del mar) mediante la mejora de los sistemas de alerta temprana multirriesgos y las predicciones que tienen en cuenta los impactos, señaló el profesor Taalas.

Se ha demostrado que el calentamiento de los océanos y la pérdida de oxígeno entrañarán consecuencias importantes para los ecosistemas, la sociedad y las economías. El calentamiento de los océanos y los cambios en su química ya están perturbando la cadena alimentaria oceánica.

El nivel del mar ha subido unos 15 cm durante el siglo XX. Este aumento se debe a la fusión de los glaciares, la expansión térmica de las aguas marinas más cálidas y las crecientes aportaciones de agua procedentes de los mantos de hielo de Groenlandia y la Antártida.

El nivel del mar seguirá subiendo durante los próximos siglos. Según las proyecciones del IPCC, el aumento del nivel del mar puede alcanzar entre 30 y 60 cm de aquí a 2100, incluso aunque se reduzcan drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y se mantenga el aumento de temperatura muy por debajo de 2 °C. Sin embargo, si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen sin reducirse, el incremento oscilará entre 60 y 110 cm.

El aumento del nivel del mar no sigue un patrón uniforme en todo el mundo, sino que presenta diferencias a escala regional: diversos procesos ajenos a la evolución reciente cambio climático pueden agravar la subida del nivel del mar en el plano regional, una cuestión que actualmente es objeto de estudio en el marco del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas, copatrocinado por la OMM.

La subida del nivel del mar y la intensificación de las tormentas también incrementarán la frecuencia de los episodios en los que, durante la marea alta, el nivel del mar alcanza valores extremos, con el consiguiente aumento de los riesgos para muchas ciudades costeras e islas pequeñas de baja altitud.

En un contexto de calentamiento de los océanos y subida del nivel del mar continuados, las observaciones, investigaciones y servicios operativos serán cada vez más necesarios. La OMM está resuelta a trabajar con un amplio abanico de asociados para dar un nuevo impulso a las iniciativas internacionales encaminadas a aumentar la adaptación al cambio climático, crear resiliencia y apoyar el desarrollo sostenible en beneficio de las generaciones futuras.

Se ha demostrado que el calentamiento de los océanos y la pérdida de oxígeno entrañarán consecuencias importantes para los ecosistemas, la sociedad y las economías. El calentamiento de los océanos y los cambios en su química ya están perturbando la cadena alimentaria oceánica.

El nivel del mar ha subido unos 15 cm durante el siglo XX. Este aumento se debe a la fusión de los glaciares, la expansión térmica de las aguas marinas más cálidas y las crecientes aportaciones de agua procedentes de los mantos de hielo de Groenlandia y la Antártida.

El nivel del mar seguirá subiendo durante los próximos siglos. Según las proyecciones del IPCC, el aumento del nivel del mar puede alcanzar entre 30 y 60 cm de aquí a 2100, incluso aunque se reduzcan drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero y se mantenga el aumento de temperatura muy por debajo de 2 °C. Sin embargo, si las emisiones de gases de efecto invernadero siguen sin reducirse, el incremento oscilará entre 60 y 110 cm.

El aumento del nivel del mar no sigue un patrón uniforme en todo el mundo, sino que presenta diferencias a escala regional: diversos procesos ajenos a la evolución reciente cambio climático pueden agravar la subida del nivel del mar en el plano regional, una cuestión que actualmente es objeto de estudio en el marco del Programa Mundial de Investigaciones Climáticas, copatrocinado por la OMM.

La subida del nivel del mar y la intensificación de las tormentas también incrementarán la frecuencia de los episodios en los que, durante la marea alta, el nivel del mar alcanza valores extremos, con el consiguiente aumento de los riesgos para muchas ciudades costeras e islas pequeñas de baja altitud.

En un contexto de calentamiento de los océanos y subida del nivel del mar continuados, las observaciones, investigaciones y servicios operativos serán cada vez más necesarios. La OMM está resuelta a trabajar con un amplio abanico de asociados para dar un nuevo impulso a las iniciativas internacionales encaminadas a aumentar la adaptación al cambio climático, crear resiliencia y apoyar el desarrollo sostenible en beneficio de las generaciones futuras.

 

Fuente: La Vanguardia